• El vicecanciller de Rusia, Serguéi Riabkov, en una conferencia en Moscú, la capital rusa, 5 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 12 de septiembre de 2019 17:23
Actualizada: jueves, 12 de septiembre de 2019 17:52

Rusia advierte del riesgo de una posible guerra nuclear tras la retirada de EE.UU. de los acuerdos estratégicos o de su rechazo a extenderlos.

Existe el riesgo de que se desate una guerra nuclear, incluso si las partes no tienen ninguna intención de comenzar un conflicto nuclear, ha dicho este jueves el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov durante una conferencia celebrada en la Escuela Superior de Economía en Moscú, la capital rusa.

El viceministro de Exteriores ruso ha calificado de indiscutible el aumento del deterioro de la estabilidad estratégica y ha agregado que los riesgos están creciendo.

También ha señalado que Washington parece estar evadiendo la prolongación del Tratado de Reducción de las Armas Estratégicas (START III, por sus siglas en inglés), y el acuerdo podría convertirse en la próxima víctima del intento de la Administración estadounidense de liberarse en el campo del control de armas.

Existe el riesgo de que se desate una guerra nuclear, incluso si las partes no tienen ninguna intención de comenzar un conflicto nuclear,  ha dicho el vicecanciller de Rusia, Serguéi Riabkov, sobre la inseguridad global creada por EE.UU.

 

Las acciones de nuestros colegas occidentales se están volviendo cada vez más emotivas, a veces, bastante agresivas, aseguró Riabkov.

En otra parte de sus declaraciones, el alto funcionario ruso ha expresado su preocupación acerca de que Estados Unidos prepare campos de pruebas nucleares para nuevos ejercicios después de presentar acusaciones injustificadas contra Moscú de violar este acuerdo.

El pasado mes de agosto, el presidente de EE.UU., Donald Trump, retiró a su país del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) y días después dijo que su país había probado un misil de crucero de medio alcance.

El Tratado INF fue firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), con el objetivo de eliminar los misiles balísticos y de crucero con base en tierra con un alcance de entre 500 y 5500 kilómetros, tanto nucleares como convencionales.

Ahora el único pacto Rusia-EE.UU., el START III (suscrito en 2010 entre los entonces presidentes Dmitri Medvédev y Barack Obama), que limita armas nucleares desplegadas está en riesgo. El acuerdo expirará en 2021, pero hay una opción para extenderlo hasta 2026.

LEER MÁS: ¿Qué pasa si EEUU y Rusia no extienden el START?

El país euroasiático se ha mostrado a favor de la prolongación del pacto y prometió que “no va a instalar ningún misil de medio o largo alcance mientras no descubra que en algún lugar del mundo han aparecido sistemas armamentísticos americanos de este tipo”.

Debido a las crecientes tensiones surgidas entre Rusia y Estados Unidos en la arena internacional, Moscú ha llevado a cabo muchos procesos de modernización de su armamento para hacer frente a los desafíos. En este sentido, pretende fabricar misiles prohibidos por el Tratado INF, pero no será el primero en desplegarlos.

LEER MÁS: Rusia no actuará contra el Tratado de INF mientras EEUU no lo haga

nkh/lvs/rba

Comentarios