• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, en una conferencia de prensa en Moscú, la capital de Rusia, 9 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 10 de septiembre de 2019 12:42
Actualizada: martes, 10 de septiembre de 2019 23:57

Lavrov afirma que la petición de EE.UU. a Rusia de que actúe como un país normal significa que el comportamiento de Moscú debe diferir del de Washington.

“Sería genial si Rusia se comportara como un país más o menos normal que compartiera los valores occidentales, los mismos que comparten EE.UU., Francia y otros aliados de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte)”, declaró a principios de esta semana el titular del Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono), Mark Esper.

En respuesta a tales declaraciones, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, ha afirmado este martes que, en realidad, lo que hizo Esper fue solicitarle a Rusia que no se conduzca como lo hace el país norteamericano.

“En caso contrario tendríamos que (...) bombardear Irak o Libia, lo que es una burda violación del derecho internacional”, ha agregado al respecto.

LEER MÁS: Rusia: Políticas de EEUU ponen en peligro la seguridad mundial

Además, ha subrayado que la Casa Blanca destina millones de dólares a injerir en los asuntos internos de otros Estados y en este sentido ha indicado que el Congreso estadounidense le encargó al Departamento de Estado que empleara 20 millones de dólares al año para promover la democracia en Rusia.

En caso contrario tendríamos que (...) bombardear Irak o Libia, lo que es una burda violación del derecho internacional”, declaró el canciller ruso, Serguéi Lavrov, sobre declaraciones de EE.UU. pide a Rusia ser más normal y comparta valores con los países europeos. 

 

“Seguramente deberíamos apoyar un golpe de Estado anticonstitucional y armado” si quisiéramos actuar como lo hace EE.UU., ha destacado el ministro de Exteriores de Rusia, quien también ha aludido a un incidente ocurrido en febrero de 2014 —en el que el país norteamericano y sus aliados cercanos tuvieron arte y parte—, cuando, conforme a Lavrov, “la oposición ucraniana, bajo la presión de los radicales y los neonazis, rompió el acuerdo firmado por los países miembros de la Unión Europea (UE)”.

LEER MÁS: EEUU promete a Ucrania asistencia militar contra Rusia

Por su parte, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, ha expresado esta misma jornada que para Moscú el concepto normalidad adquiere un significado bien diferente. “Probablemente seguiremos siendo anormales”, ha bromeado.

Las declaraciones de ambos titulares rusos se producen el mismo día en el que el Gobierno ruso ha desmentido una información dada a conocer por la cadena estadounidense CNN, de acuerdo con la cual la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) habría reclutado en el Kremlin a un espía ruso de alto nivel.

En cuanto a esta última cuestión, tan solo durante el año 2018 Rusia descubrió a 594 espías extranjeros en su territorio, razón por la que el presidente ruso, Vladimir Putin, alertó de un aumento de la actividad de las agencias de espionaje extranjeras, que buscan influir en la evolución del país euroasiático.

nlr/anz/mkh

Comentarios