• La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en una conferencia de prensa en Berlín, 18 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 19 de junio de 2019 1:57

La canciller alemana, Angela Merkel, insiste en que las sanciones impuestas a Rusia no serán retiradas hasta que Ucrania recupere Crimea.

“Las sanciones relacionadas con Crimea solo pueden ser retiradas si Crimea vuelve a [ser parte de] Ucrania”, dijo el martes Merkel e incluso enfatizó estar a favor de imponer más embargos a Moscú por su apoyo a los independentistas.

LEER MÁS: Rusia tacha de ‘inaceptables’ las nuevas sanciones de EEUU por Crimea

En declaraciones en el marco de la primera visita de trabajo del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, a Berlín [capital alemana], Merkel hizo hincapié en que “mientras no haya progresos en este sentido, las sanciones no pueden ser retiradas”. 

De hecho, el presidente ucraniano reclamó a Merkel aumentar las sanciones europeas a Moscú por anexionarse la península Crimea el 18 de marzo de 2014 tras un referéndum a favor de dicha anexión.

Las sanciones relacionadas con Crimea solo pueden ser retiradas si Crimea vuelve a [ser parte de] Ucrania”, dijo la canciller alemana, Angela Merkel.

 

“No queremos que los socios europeos sufran por las sanciones, pero es el único instrumento que vemos para acabar con el conflicto sin derramar sangre”, dijo Zelenski.

Sin embargo, su petición cayó en saco roto y Merkel puso énfasis en el término “mantener” pero no elevar medidas antirrusas, sobre las que hay un gran “consenso” en la Unión Europea (UE). “Mientras no haya progresos en el proceso iniciado con los acuerdos de Minsk no podemos pensar en levantar esas sanciones”, subrayó, sin embargo.

LEER MÁS: ‘Prórroga de sanciones antirrusas perjudica acuerdos de Minsk’

Rusia y el Occidente siguen sin poder superar las tensiones que surgieron después de la crisis de Ucrania y la anexión de Crimea a Rusia en un referéndum no reconocido internacionalmente, pero favorable a las misma. Como medidas de presión, EE.UU. y la UE impusieron una serie de sancionas a funcionarios, empresas y sectores económicos rusos.

Kiev insiste en acusar a Moscú de interferir en los asuntos internos de Ucrania, pero Rusia subraya que no está involucrado en el conflicto en Ucrania y que desea que el país vecino supere cuanto antes la crisis.

LEER MÁS: Poroshenko acusa a Rusia de intentar anexionarse toda Ucrania

ftn/hnb/nii/

Comentarios