• El lanzamiento de misiles Tomahawk por EE.UU.
Publicada: viernes, 18 de enero de 2019 18:20
Actualizada: sábado, 19 de enero de 2019 13:03

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, alerta de que la nueva estrategia de defensa con misiles de Estados Unidos es de carácter confrontativo.

El presidente de EE.UU., Donald Tump, presentó ayer jueves un informe titulado “Revisión de la Defensa con Misiles” en el Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), considerado el nuevo enfoque de Washington en materia de defensa balística. Washington instalará 20 nuevos sistemas de intercepción de misiles sólo en el estado de Alaska (noroeste).

Esta revisión, ha indicado hoy viernes Lavrov, equivale a la doctrina nuclear de EE.UU., actualizada durante la Administración de Trump, lo que, ha señalado, puede afectar a una estabilidad internacional ya de por sí frágil.

“(El plan) es de carácter abiertamente confrontativo y demuestra una vez más el deseo de Washington de asegurarse la primacía militar indivisa en el mundo”, ha advertido el máximo diplomático ruso.

Los esfuerzos de Washington por desarrollar su “potencial desestabilizador” se han mantenido además constantes, a juicio de Lavrov, que ha recordado que EE.UU. rechaza “resueltamente” limitar sus actividades antimisiles.

(El plan estadounidense Revisión de la Defensa con Misiles) es de carácter abiertamente confrontativo y demuestra una vez más el deseo de Washington de asegurarse la primacía militar indivisa en el mundo”, ha advertido el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

 

El objetivo del plan de Trump, aseguró el jueves él mismo, es “detectar y destruir cualquier misil lanzado contra EE.UU. en cualquier parte y en cualquier momento”.

El documento del Pentágono vio la luz después de que en octubre el inquilino de la Casa Blanca anunciara su intención de retirarse del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) Washington-Moscú, un importante referente del control de armas y la seguridad mundial en la última etapa de la Guerra Fría.

La Administración de Trump justificó su decisión con supuestas violaciones del tratado por parte de Rusia y afirmó que EE.UU. necesita misiles de medio y corto alcance para “contener” a China.

Ante esta situación, Lavrov ha hecho hoy un un llamado a Washington para implicarse con Moscú en un diálogo constructivo sobre el equilibrio de armamento nuclear “antes de que sea demasiado tarde”.

mtk/mla/tmv/alg

Comentarios