• La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, habla durante una rueda de prensa en Moscú (capital).
Publicada: jueves, 13 de diciembre de 2018 23:43
Actualizada: viernes, 14 de diciembre de 2018 3:24

Rusia pide la puesta en libertad “cuanto antes” de la ciudadana rusa María Butina, arrestada en Estados Unidos por supuestas ‘acusaciones de espionaje’.

“Nuevamente exigimos a Washington que respete sus derechos (de Butina) y la ponga en libertad cuanto antes”, ha señalado este jueves la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajarova.

María Butina fue detenida a mediados del julio pasado en Washington. El Departamento de Justicia de EE.UU. le acusa de crear un “canal trasero” de comunicación para “penetrar el aparato de toma de decisiones estadounidense”. De hecho, los fiscales del caso alegan que tenía vínculos con la inteligencia rusa.

En una rueda de prensa celebrada en Moscú (capital rusa), Zajarova ha puesto de manifiesto que Butina, de 30 años, es una “representante de la auténtica sociedad civil” y no ha hecho nada punible.

Ante esta coyuntura, la vocera rusa ha denunciado que Butina es “una presa política” y que “todo lo que sucede a su alrededor no tiene nada que ver con la jurisprudencia, ni con la justicia, ni con la investigación, sino que es únicamente presión política y chantaje”.

Nuevamente exigimos a Washington que respete sus derechos (de María Butina, detenida en EE.UU. por supuestas acusaciones de espionaje) y la ponga en libertad cuanto antes”, declara la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova.

 

Por otra parte, Zajarova ha subrayado que la Diplomacia rusa le presta a Butina toda la asistencia necesaria en este “momento sumamente difícil para ella”. “Le brindamos a María Butina todo el apoyo necesario”, ha agregado.

Entre tanto, conforme ha anunciado el diario local The Washington Post, Butina se ha declarado esta misma jornada “culpable de un cargo de espionaje” presentado contra ella en un tribunal federal de Washington y ha aceptado cooperar con las autoridades.

La acusada, a quien Washington vincula con el Kremlin, confesó su culpabilidad en un delito de conspirar contra EE.UU., que le podría acarrear una condena máxima de 5 años de prisión en el marco de una causa judicial, agrega la citada fuente.

Por su parte, Moscú critica que el arresto de María Butina, por presunta actuación como agente secreto de Rusia en EE.UU., es un “encargo político para alentar la histeria rusófoba”.

fmk/hgn/rba

Comentarios