• Jofré Leal: EEUU usa ‘acusaciones infundadas’ para atacar a Rusia
Publicada: viernes, 10 de agosto de 2018 18:26
Actualizada: sábado, 11 de agosto de 2018 22:37

Las nuevas sanciones de EE.UU. contra Rusia constituyen un “nuevo ataque”, lanzado bajo acusaciones “infundadas” por el caso Skripal, dice un analista.

En un análisis elaborado para HispanTV, el experto en temas políticos Pablo Jofré Leal, desde Santiago, capital de Chile, ha opinado sobre la decisión de Estados Unidos de imponer nuevas sanciones contra Rusia, tras dictaminar que Moscú usó armas químicas para envenenar al ex doble agente ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia el pasado marzo, en Salisbury, en el sur del Reino Unido.

En reacción, el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, ha advertido este viernes a EE.UU. de que un posible endurecimiento de las sanciones económicas contra Rusia podría verse como “una declaración de guerra económica”.

Jofré Leal afirma que las acusaciones contra Rusia tienen “una base absolutamente poco clara” e “infundadas” puesto que Washington ha ignorado la petición de Moscú para participar en las investigaciones de este caso.

El analista chileno considera un “nuevo paso agresivo” la medida de EE.UU., que incrementa mes a mes las sanciones contra Rusia, y defiende la postura firme del Kremlin de no aceptar un diálogo “desde la posición de la fuerza y el ultimátum”.

 

Moscú debe exigir a EE.UU. y el Reino Unido que permitan a los investigadores rusos tener acceso a la investigación, enfatiza el analista, además de hacer hincapié en que las autoridades rusas deben denunciar y desvelar el posible papel del Reino Unido en el envenenamiento de los ciudadanos rusos con agentes neurotóxicos como Novichok, sustancia con la cual, según Londres, fueron envenenados los Skripal.

De este modo, ha llamado la atención sobre la fabricación de Novichok y otros agentes neurotóxicos en los laboratorios militares británicos secretos de Port Down, cerca de Salisbury, donde fueron hallados los ciudadanos rusos envenenados.

Asimismo, señala que Moscú debe responder a las sanciones de Washington utilizando todas las líneas económicas, políticas, diplomáticas, tecnológicas y enérgicas que puedan afectar a la economía estadounidense y, de esta forma, obligarle a meditar sobre su comportamiento antirruso, agrega Jofré Leal.

El ataque de Salisbury provocó una nueva ola de tensión diplomática y causó la mayor expulsión occidental de diplomáticos rusos desde la Guerra Fría, como resultado del apoyo de los aliados de Londres. Rusia también, por su parte, exigió la salida de un gran número de diplomáticos procedentes de varios países occidentales.

tmv/ncl/mkh/rba

Comentarios