• El vicecanciller ruso, Gennadi Gatilov, en una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, 28 de abril de 2017.
Publicada: viernes, 2 de junio de 2017 21:38
Actualizada: sábado, 3 de junio de 2017 2:12

Moscú no vetará el borrador de una resolución del CSNU relativo a la imposición de nuevas sanciones contra Corea del Norte, indica la Cancillería rusa.

Este viernes, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) se reúne para votar un nuevo borrado de la resolución que presentó el jueves Estados Unidos contra Corea del Norte por sus actividades nucleares y su programa misilístico. Rusia estima que esta resolución será adoptada.

“La votación es prevista para hoy, suponemos que (el CSNU) adoptará la resolución (…) No tenemos la intención de vetarla”, ha indicado este viernes el vicecanciller ruso, Guennadi Gatilov, al margen de la XXI edición del Foro Económico Internacional (SPIEF, por sus siglas en inglés), que se celebra en la ciudad rusa de San Petersburgo (noroeste).

Citado por la agencia rusa de noticias Sputnik, Gatilov ha explicado que el texto de la referida resolución fue redactado en coordinación con los países miembros, lo cual, ha añadido, incluye muchas de las preocupaciones de Moscú.

Sin embargo, “hay puntos que estamos intentado finalizarlos, llegando a un acuerdo con nuestros socios”, ha precisado el diplomático ruso.

Cabe recordar que el texto del borrador de la resolución se redactó con el consentimiento de China, único aliado diplomático y militar de Corea del Norte.

La votación es prevista para hoy, suponemos que (el CSNU) adoptará la resolución (…) No tenemos la intención de vetarla”, ha indicado este viernes el vicecanciller ruso, Guennadi Gatilov.

 

El viceministro ruso de Exteriores, Serguei Ryabkov, no obstante, ha criticado esta medida, ya que, a su juicio, demuestra la “falta de habilidad” de ver las cosas desde una perspectiva más amplia.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por la agencia local Ria Novosti, por su parte, ha comentado que las nuevas medidas punitivas propuestas por Washington no resultarán fructíferas como las anteriormente adoptadas, y a la vez, ha asegurado que semejantes medidas no conllevarán nada, sino “arrepentimientos”.

Pese a la retórica bélica de la Casa Blanca y las medidas punitivas adoptadas contra Pyongyang, el país asiático sigue con sus programas y el pasado 15 de mayo anunció el “exitoso” lanzamiento de un nuevo misil balístico de medio largo alcance, bautizado como Hwasong-12 que, según la agencia oficial de noticias norcoreana, KCNA, es capaz de portar una ojiva nuclear de “gran tamaño”.

Pyongyang insiste en que su escalada militar es una respuesta a las amenazas militares de Washington, en particular, el envío del portaaviones USS Carl Vinson de propulsión nuclear, así como el despliegue del sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en su vecindad: Corea del Sur.

ask/ctl/mnz/rba

Comentarios