• El presidente de Rusia, Vladímir Putin.
Publicada: miércoles, 31 de agosto de 2016 7:35
Actualizada: jueves, 1 de septiembre de 2016 22:00

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aboga por convertir el Ártico en un lugar ajeno a los juegos geopolíticos.

"El Ártico debe ser un espacio para mantener un diálogo abierto y equitativo, basado en los principios de seguridad general (y se trata de un lugar) en el cual no caben los juegos geopolíticos de los bloques militares, los acuerdos secretos y la división de esferas de influencia", declaró el martes el líder ruso en un mensaje de bienvenida a los participantes del VI foro del Consejo Ártico que ha leído el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, informa Interfax.

Asimismo, aseguró que Rusia continuará abogando por "la exploración pacífica de la región conforme a los intereses nacionales y respetando los intereses de otros países".

El Ártico debe ser un espacio para mantener un diálogo abierto y equitativo, basado en los principios de seguridad general (y se trata de un lugar) en el cual no caben los juegos geopolíticos de los bloques militares, los acuerdos secretos y la división de esferas de influencia, declaró el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Enfatizó que resulta "simbólico" que la reunión "se lleve a cabo en el Ártico y a bordo del rompehielos nuclear 50 años de la Victoria, que realiza la Ruta del Mar del Norte: una de las arterias de transporte más prometedoras del mundo moderno".

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante el III foro del Consejo del Ártico celebrado en 2013.

 

Recordó también que el desarrollo sostenible del Ártico "es muy importante", no solo para el bienestar de la región, sino también para el beneficio de otras naciones.

"El papel que desempeñan los países observadores del Consejo Ártico es una clara confirmación de este punto", subrayó.

Pátrushev, a su vez,  se congratuló de que "en el Ártico no quedan problemas jurídicos internacionales sin resolver" gracias a "la fructífera cooperación" de los países de la región, y destacó que "el Ártico no puede convertirse en el lugar de lucha por sus recursos".

En este contexto, recordó que "dos disputas que complicaban las relaciones de Moscú con Washington y Oslo se resolvieron tras firmar acuerdos bilaterales sobre delimitación marítima en 1990 y 2010", con lo cual "no hay territorios en disputa en nuestras fronteras árticas" y ya se ha formado "la base política y legal para el desarrollo de los espacios polares".

Fuerzas rusas en el Ártico.

 

El VI Foro Internacional de los países del Consejo Ártico se inauguró el martes a bordo del rompehielos atómico 50 Let Pobedy que recorre la llamada Ruta Marítima del Norte.

En este encuentro participan los miembros del Consejo Ártico y otros países observadores de ese organismo, además de científicos reputados y otros personajes públicos

El Consejo Ártico fue fundado en 1996 mediante la Declaración de Ottawa y cuenta con ocho países miembros permanentes: Canadá, Dinamarca, EE.UU., Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia y Suecia.

mep/ktg/hnb