• Irán golpea con misiles bases de grupos terroristas antiraníes en el Kurdistán iraquí, 14 de noviembre de 2022. (Foto: FARS)
Publicada: jueves, 24 de noviembre de 2022 2:02
Actualizada: jueves, 24 de noviembre de 2022 12:58

Irán envía una carta al Consejo de Seguridad de la ONU para reclamar el cierre de las bases de los grupos terroristas antiraníes y su desarme en el norte de Irak.

“La República Islámica de Irán exige la implementación de acuerdos con el gobierno iraquí en materia del cierre de las bases y el desarme de terroristas en el norte de este país”, ha indicado la misión iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la misiva dirigida al Consejo de Seguridad del organismo.

Irán ha dejado claro que, después de numerosas negociaciones con las autoridades del Gobierno de Irak y de la región semi-autónoma del Kurdistán iraquí y su inacción, no ha quedado al país persa otra opción más que usar su derecho inherente a defenderse en el marco del derecho internacional con el objetivo de proteger su seguridad nacional y, sobre esta base, recientemente ha llevado a cabo operaciones contra grupos terroristas ubicados en la región norte de Irak.

Teherán ha explicado a los países miembros del Consejo de Seguridad cómo durante años ha sido objeto de los ataques de los grupos terroristas hacinados en la región del Kurdistán iraquí, los cuales han intensificado recientemente sus actividades al enviar gran cantidad de armas al país persa para armar a los grupos afiliados con la intención de llevar a cabo las operaciones terroristas.

“Como resultado somos testigos del aumento de las pérdidas humanas, brutalidad, y la destrucción de las propiedades públicas y privadas” durante los últimos disturbios en Irán, ha agregado.

Además de enfatizar la responsabilidad del gobierno iraquí en controlar efectivamente todo el territorio y las fronteras de este país, la República Islámica ha entregado los documentos innegables e información fidedigna a la parte iraquí sobre estas bandas terroristas y separatistas y sus actividades contra el país persa desde el suelo iraquí.

En la nota se denuncia que pese a que la parte iraquí ha acordado durante las negociaciones bilaterales, cerrar las bases y los campos de entrenamiento de los grupos terroristas y su desarme, desplegar a las fuerzas iraquíes en las fronteras comunes, y extraditar a Irán a aquellos que cometieron crímenes terroristas para ser juzgados, lamentablemente no ha adoptado hasta el momento ninguna acción efectiva para implementar este acuerdo.

Teherán ha destacado que aboga por la solución a este problema mediante un mecanismo bilateral como parte de la lucha actual contra el terrorismo.

En la misiva, la República Islámica de Irán ha reafirmado su “pleno respeto a la seguridad y la estabilidad de Irak” y “reitera otra vez su compromiso con la integridad territorial, unidad y la soberanía de la República de Irak”.

Desde el 28 de septiembre, Irán ha lanzado una operación a gran escala contra bases, centros de entrenamiento y cuarteles de los terroristas contrarrevolucionarios kurdos, en respuesta al papel que han jugado en los disturbios acaecidos en las últimas semanas en el país persa tras la muerte de la joven iraní Mahsa Amini, el 16 de septiembre.

tmv/ncl/mkh