• Una enfermera atiende a una paciente con la COVID-19 en un hospital en Irán, 20 de diciembre de 2020. (Foto: Tansim)
Publicada: domingo, 20 de diciembre de 2020 18:04
Actualizada: domingo, 20 de diciembre de 2020 19:09

Un alto militar persa destaca que Irán se desempeñó mejor en la lucha contra la pandemia del coronavirus, pese a estar sujeto a “criminales” sanciones de EE.UU.

En declaraciones ofrecidas este domingo durante un acto en Teherán (capital persa), en el marco del aniversario del natalicio de la Hazrat Zeinab (la paz sea con ella), que coincide con el Día Nacional de la Enfermera, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri, ha elogiado los esfuerzos del personal sanitario del país en la lucha contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Afortunadamente, con los esfuerzos ininterrumpidos del personal médico, Irán ha sido capaz de mostrar un mejor desempeño en el campo de la lucha contra la COVID-19 en comparación con otros países que disfrutan de una situación mucho mejor en términos de infraestructura”, ha señalado.

Hoy en día, ha proseguido, los países europeos que no sufren las sanciones estadounidenses y se encuentran en buenas condiciones, en términos de productos farmacéuticos e infraestructuras sanitarias, registran más de 500 muertes diarias por el brote vírico.

 

No obstante, el alto mando castrense persa ha resaltado que Irán, a pesar de ser blanco de las “criminales” sanciones estadounidenses, ha logrado controlar la cifra de decesos en el país.

El Gobierno iraní, presidido por Hasan Rohani, ha denunciado en varias ocasiones que las “crueles” sanciones de EE.UU. obstaculizan los esfuerzos del país persa para comprar vacunas y medicamentos necesarios contra el coronavirus.

Es más, los embargos de EE.UU. obstaculizan la entrega de ayuda humanitaria a Irán, aunque Washington se niegue a admitirlo, tal y como ha revelado un informe de la agencia norteamericana de noticias Associated Press (AP); ante tal situación, Teherán ha convocado una campaña global contra las medidas coercitivas de EE.UU., que “literalmente matan a inocentes”.

fmk/anz/mjs