• Sede de ONU en Nueva York.
Publicada: miércoles, 7 de octubre de 2020 23:06
Actualizada: miércoles, 7 de octubre de 2020 23:27

Irán y sus socios denuncian la imposición de restricciones, por parte de EE.UU., a los representantes persas en Nueva York, donde se encuentra la sede de la ONU.

Los representantes de Irán, Cuba, Siria, Venezuela y Rusia, en una acción concertada en la Sexta Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), han expresado este miércoles su protesta en contra de las acciones ilegales de EE.UU. en violación del Acuerdo de Sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y otras obligaciones internacionales.

Dichos países han tachado de ilegal la imposición de restricciones de tráfico y la insistencia en la reubicación de los representantes iraníes de su residencia, pese a la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, considerándolo un intento deliberado de interrumpir el desempeño de sus funciones en la ONU.

Además, han condenado la política selectiva de Washington, que es el Gobierno anfitrión de la ONU, en la implementación discriminatoria del Acuerdo de Sede, enfatizando que tal política constituye una violación de la soberanía de los países, así como de las inmunidades de los representantes de los gobiernos ante el organismo internacional.

 

Los países afectados por tales medidas ilegales de EE.UU. también han rechazado el abuso que hace Washington de su posición como anfitrión de las Naciones Unidas y el incumplimiento sin precedentes del país norteamericano de otorgar visados al canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en enero pasado.

Por lo tanto, han pedido al secretario general de la ONU, António Guterres, que utilice su autoridad con el objetivo de tomar las medidas necesarias para hacer frente a estas prácticas del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump.

Desde mediados de 2019, los diplomáticos y ministros iraníes se hallan sometidos a estrictas restricciones de movimientos cuando están en EE.UU. Se limitan, en gran medida, al área circundante de la sede de la ONU en Nueva York, la misión iraní ante el organismo internacional y la residencia del embajador de Irán.

Las autoridades de la República Islámica han tachado de “inhumanas” las restricciones impuestas por Washington y han acusado a EE.UU. de haber tomado como rehén la sede de la ONU.

ftn/anz/mkh