• Un cohete lanzado en el conflicto por Nogorno Karabaj cae en una aldea de la ciudad iraní Joda Afarin, 1 de octubre de 2020. (Foto: mehrnews)
Publicada: lunes, 5 de octubre de 2020 23:45
Actualizada: jueves, 8 de octubre de 2020 21:35

Ante el pico de tensión entre Armenia y Azerbaiyán por la región de Nagorno Karabaj, Irán advierte que no tolera actos contra la seguridad de su frontera.

Hemos avisado y advertido a los países vecinos que no toleramos la inseguridad, intervenciones o cualquier acto amenazante que ponga en peligro la seguridad de nuestra gente a lo largo de las zonas fronterizas”, ha declarado este lunes el ministro iraní del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli, a un grupo de periodistas, en Teherán, la capital del país persa.

Esa advertencia surge luego de que funcionarios de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental informaran del impacto de proyectiles de mortero en las zonas rurales fronterizas, disparados desde Armenia y Azerbaiyán.

Según han reportado medios iraníes, un proyectil ha golpeado una aldea en el condado de Joda Afarin, en la provincia de Azerbaiyán Oriental, dejando herido a un niño de seis años y causando gran horror entre la gente.

“El Ministerio iraní del Interior otorga máxima prioridad a la seguridad interna, a lo largo y ancho de las fronteras, así como a las partes más remotas del país”, ha remarcado Rahmani Fazli.

El ministro iraní ha exigido a Armenia y Azerbaiyán que respeten el derecho internacional, así como la soberanía y los derechos de los otros países. “Varios proyectiles han impactado áreas en nuestro país y les hemos pedido (a los bandos en guerra) que controlen esta situación, pero si continúan estos actos, les daremos una advertencia más fuerte”, ha alertado.

 

El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, aseveró el sábado a Armenia y Azerbaiyán que la República Islámica no tolerará ninguna agresión a su territorio, y enfatizó la necesidad de resolver los problemas mediante la vía diplomatica y el diálogo.

Irán, país vecino de Armenia y Azerbaiyán, ha invitado desde el primer momento del reavivamiento del conflicto (el 27 de septiembre pasado) a Bakú y Ereván a la moderación, el diálogo, y el cese inmediato de los ataques. Ha expresado, asimismo, su disposición para mediar en este asunto y ha advertido de que “la alarmante violencia” amenaza la estabilidad regional.

Armenia y Azerbaiyán mantienen enfrentamientos en torno a la región de Nagorno Karabaj, desde que esta región de población mayoritariamente armenia y reconocido internacionalmente como territorio de Azerbaiyán, decidió separarse, en 1988, de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Diferentes expertos en asuntos regionales aseveran que los pueblos armenio y azerbaiyano son las víctimas de un conflicto alimentado por ciertos actores extranjeros, especialmente el régimen israelí y Turquía, que han convertido la zona en un campo de competiciones militares y políticas.

mnz/ncl/hnb