• Un ataque de artillería de Azerbaiyán contra las posiciones de los armenios en la región Nagorno Karabaj, 28 de septiembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 30 de septiembre de 2020 15:27
Actualizada: miércoles, 30 de septiembre de 2020 19:29

Irán expresa su preocupación por el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán y les llama a recurrir a la vía diplomática y no militar para solventar las divergencias.

“El cese de los enfrentamientos nos es de importancia y esperamos que Armenia y Azerbaiyán caminen por esta vía con sabiduría y moderación”, ha instado este miércoles el presidente iraní, Hasan Rohani, en una conversación telefónica con el premier armenio, Nikol Pashinián.

Rohani ha urgido a Bakú y Ereván a adoptar medidas para solventar las divergencias sobre la zona en disputa de Nagorno Karabaj “en el marco de las normas internacionales”.

El presidente persa ha enfatizado que la solución de ningún problema pasa por la guerra y ha advertido contra las injerencias foráneas en la disputa entre Armenia y Azerbaiyán, pues “no solo no ayudan a resolver los problemas, sino que prolonga y complica los enfrentamientos y las tensiones”.

En otro momento de sus declaraciones, Rohani ha destacado la importancia de las relaciones de larga data que mantiene Irán con Armenia y Azerbaiyán, para luego expresar la disposición de la República Islámica a “desempeñar un papel constructivo” a fin de facilitar el cese del conflicto entre sus vecinos.

El premier de Armenia, por su parte, ha asegurado que Ereván acoge con beneplácito “cualquier iniciativa practicable” que ayude al cese de las tensiones con Bakú, alertando que el conflicto perjudicará a todos los países de la región.

 

Pashinián, de igual modo, ha denunciado las interferencias extranjeras en las divergencias entre Armenia y Azerbaiyán.

El domingo, estallaron enfrentamientos muy duros entre las dos exrepúblicas soviéticas por el control del enclave Nagorno Karabaj. Desde entonces sigue la escalada en la región y se han reportado decenas de muertos y heridos. Nagorno Karabaj y Armenia anunciaron el estado de guerra y el presidente azerbaiyano, Ilhan Aliev, decretó una movilización parcial.

Los dos vecinos han estado inmersos en un conflicto durante años por dicha disputa territorial. Nagorno Karabaj es reconocido internacionalmente como territorio de Azerbaiyán, pero su población es de mayoría armenia, pues los azerbaiyanos étnicos huyeron del territorio en 1992 cuando los separatistas lo tomaron en una medida apoyada por Ereván después del colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En 2016, tuvo lugar el último gran episodio de violencia en Nagorno Karabaj, cuando Bakú y Ereván se enfrentaron en una guerra de cuatro días que se saldó con decenas de muertos.

Las renovadas tensiones han desatado la preocupación de la comunidad internacional que teme la perspectiva de una guerra total, que podría arrastrar a las principales potencias regionales, como Turquía, al que ya Armenia acusa de estar involucrada en los enfrentamientos, al suministrar a Azerbaiyán armas y enviando mercenarios a la zona.

tqi/lvs/rba/hnb