• Irán: Futuro gobierno de EEUU debe compensar daños de sanciones
Publicada: lunes, 6 de julio de 2020 23:10
Actualizada: martes, 7 de julio de 2020 6:20

Irán insta al futuro gobierno de EE.UU. a compensar los daños que infligió la actual Administración de Donald Trump al pueblo persa con su política de sanciones.

“Independientemente de quién gane las venideras elecciones de Estados Unidos (el 3 noviembre de 2020), recae sobre el próximo gobierno de Washington la responsabilidad de las medidas de los gobiernos anteriores y de responder por los daños infligidos al pueblo de Irán”, enfatizó el lunes el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

En una intervención virtual en la conferencia anual de Diálogos Mediterráneos 2020 (Roma MED2020), cuya anfitriona fue Italia, Zarif señaló que Irán espera del futuro gobierno estadounidense un “cambio de comportamiento”, diferente al que sigue Donald Trump, que mantiene una campaña de máxima presión y sanciones contra el pueblo iraní.

El jefe de la Diplomacia iraní subrayó que el “terrorismo económico” de EE.UU. ha causado que Irán “pierda acceso a las operaciones bancarias internacionales y, por ende, a la compra de medicamentos”, lo que afecta esencialmente al pueblo persa.

EE.UU. asimismo, prosiguió Zarif, con su salida unilateral del acuerdo nuclear de 2015 y la subsiguiente reimposición de sanciones a Irán, ha impedido que Teherán aproveche de los beneficios económicos del pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

 

El titular persa denunció también el intento de EE.UU. para prolongar el embargo de armas contra Teherán, que expirará el próximo 18 de octubre, en virtud de la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que refrenda el PIAC. “Este es un acuerdo absoluto y nadie puede cambiarlo”, sentenció.

“Irán ha sido capaz de superar las sanciones más duras durante los 40 años” transcurridos desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), recalcó Zarif, dejando así claro que las conspiraciones de Washington no han surtido efecto.

Teherán ha advertido en reiteradas ocasiones que las sanciones “ilegales e inhumanas” de Washington duplican la presión sobre el pueblo iraní en medio de su lucha contra el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19. Por todo ello, Irán ha presentado una demanda contra Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. 

Las tensiones entre Irán y EE.UU. se agudizaron a partir de mayo de 2018, cuando el Gobierno de Trump abandonó el acuerdo nuclear.

El E3, formado por Reino Unido, Francia y Alemania, los tres países europeos firmantes del pacto, proclama esforzarse por aliviar la presión de EE.UU. sobre Teherán, pero, no solo no ha puesto en práctica sus dichos, sino que actúa como cómplice de EE.UU.

Estos tres países europeos han presentado una resolución antiraní en la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), poniendo en riego la supervivencia del acuerdo nuclear.

Las autoridades iraníes aseguran que, por más que Washington y sus aliados avancen en sus complots y presiones contra la nación persa, no podrán cambiar las políticas y posturas de la República Islámica.

tqi/ncl/mkh