• Manifestantes protestan frente a la Casa Blanca por la muerte de George Floyd, un afroamericano, por un policía blanco, 29 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 31 de mayo de 2020 15:23

Irán llama a la comunidad internacional a reaccionar contundentemente al racismo en EE.UU. que, además de a los estadounidenses, pone en peligro al mundo entero.

En una entrevista televisiva, el presidente del Consejo de Derechos Humanos de Irán, Ali Baqeri Kani, aseveró el sábado que “el racismo y la supremacía del Gobierno de EE.UU. constituyen una amenaza seria para todas las naciones del mundo”, así como para “la seguridad internacional”.

La visión racista se ha institucionalizado en EE.UU. y esto no solo constituye una amenaza para los ciudadanos estadounidenses, sino, al igual que el nazismo que además de al pueblo alemán puso en riesgo al mundo, el racismo también se considera una amenaza para todo el mundo. (...) Por lo tanto, todas las organizaciones pro derechos humanos en el mundo deben sensibilizarse ante esta situación y reaccionar de forma seria”, advirtió.

El alto funcionario persa lamentó, asimismo, el “muy trágico y desgarrador” asesinato de George Floyd, un afroamericano de 46 años, a manos de un policía blanco, afirmando que este incidente conmovió a todos, no solo dentro de EE.UU., sino fuera del país norteamericano.

 

Baqeri Kani alertó que el asesinato de Floyd es “un crimen que viola abiertamente los derechos humanos y el derecho internacional”, cuya responsabilidad recae en EE.UU.

El Gobierno de EE.UU. “no puede lavarse las manos ante esto, ya que no es un suceso normal. El racismo en EE.UU. es una cuestión muy seria”, manifestó tras hacer alusión a las cifras que demuestran el sistemático racismo del que son blanco los afroamericanos en el país norteamericano.

De igual modo, el responsable iraní resaltó que las políticas que Washington aplica contra otros países del mundo, incluidos China, Irán, Rusia, Afganistán e Irak, deviene del enfoque racista y supremacista que impera en EE.UU.

Ante tal panorama, Baqeri Kani reclamó la creación de una Comisión de la Verdad para abordar no solo el asesinato de Floyd, sino “las estructuras discriminatorias y racistas” presentes en EE.UU. que amenazan a todo el mundo.

La muerte de Floyd ha generado protestas en diversas ciudades estadounidenses. La brutalidad de la Policía de EE.UU. ha suscitado críticas de diversas organizaciones defensoras de los derechos civiles, que aseguran que la comunidad afroamericana es objeto de una grave e incesante ola de abusos, en la que agentes del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, están involucrados. 

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha exigido al Gobierno de EE.UU. que tome medidas serias frente al asesinato de afroamericanos por parte de la Policía.

tmv/anz/fmk/rba