• El portavoz del Poder Judicial de Irán, Qolam Hosein Esmaili, en una rueda de prensa en Teherán (capital), noviembre de 2019. (Foto: Tansim)
Publicada: martes, 7 de abril de 2020 14:47

Irán denuncia que “la piratería marítima y aérea”, así como las sanciones que impone EE.UU. contra los medicamentos, constituyen “crímenes de lesa humanidad”.

Las recientes medidas adoptadas por EE.UU., incluidas la imposición de sanciones contra los medicamentos y suministros médicos, y la piratería aérea y marítima, son casos de crímenes contra la humanidad”, ha denunciado este martes el portavoz del Poder Judicial de Irán, Qolam Hosein Esmaili.

En declaraciones ofrecidas durante una rueda de prensa por videoconferencia, Esmaili se ha referido, de este modo, a los informes que acusan a EE.UU. de la incautación de mascarillas compradas por otros países, entre ellos Alemania, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, denominado COVID-19.

La Policía de Berlín adquirió recientemente miles de mascarillas protectoras de un fabricante norteamericano, no obstante, el cargamento fue incautado en el Aeropuerto Internacional de Bangkok (capital tailandesa), bajo la sospecha de que detrás de lo ocurrido estuviera EE.UU., hecho considerado por Alemania “piratería moderna”.

 

Ante tal situación, Esmaili ha recordado a Washington que el derecho a la vida es uno de los derechos básicos, mientras que la salud es uno de los derechos públicos que no pueden ser discriminados, independientemente de la nacionalidad, la raza y la etnia.

“Desafortunadamente, las acciones de EE.UU. no cumplen con ninguna norma legal e internacional”, ha lamentado, antes de pedir a los organismos internacionales que demuestren su independencia y cumplan con su responsabilidad, sin someterse a las presiones de los Estados que usan la intimidación para materializar sus objetivos.

Entretanto, el funcionario persa ha señalado que, pese a todos los crímenes que comete, el Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, no ha podido controlar la propagación del nuevo coronavirus en su país.

La cifra de muertos y contagiados crece en EE.UU. mientras el país enfrenta una escasez de equipos médicos, sobre todo de respiradores, para tratar a los pacientes con COVID-19. Varios funcionarios estadounidenses le echan la culpa de tal situación a Trump, quien minimizó la crisis desde el principio y, además, antepone sus negocios a la salud de su pueblo.

fmk/anz/ask/rba