• El embajador de Irán en Bruselas, Qolam Hosein Dehqani.
Publicada: domingo, 5 de abril de 2020 6:37
Actualizada: lunes, 6 de abril de 2020 3:01

Irán pide a la Unión Europea (UE) que se oponga a las sanciones unilaterales de Estados Unidos en medio de la lucha del país persa contra el coronavirus.

El embajador de Irán ante Bruselas, Qolam Hosein Dehqani, envió el sábado una carta al alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell en la que abordaba los destructivos efectos de la propagación del nuevo coronavirus, denominado COVID-19, en el país persa, afectado por las sanciones unilaterales e ilegales de EE.UU.

En este sentido, Dehqani pidió que la UE-27 apoye al pueblo iraní y su demanda: el levantamiento de los embargos, los cuales violan el derecho internacional y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

“Aunque cada país está experimentando esta situación de forma separada e individual, no es posible salir de la crisis causada por el nuevo coronavirus, excepto a través de la acción colectiva”, se lee en la misiva.

 

Dehqani se refirió también a la escasez de los equipos médicos necesarios para tratar la enfermedad infecciosa y recordó que un número de los mejores médicos y enfermeros que luchaban en primera línea contra el virus han perdido la vida a causa del COVID-19.

También hizo alusión a dos cartas enviadas por el presidente y el canciller de Irán, Hasan Rohani y Mohamad Yavad Zarif, respectivamente, a las autoridades europeas y de las Naciones Unidas para que cesen las sanciones de Washington, enfatizando que esta política de máxima presión de EE.UU. entorpece la lucha contra el coronavirus y debilita las capacidades de Irán en este camino.

Asimismo, indicó que varios organismos internacionales han expresado su desacuerdo con los embargos del país norteamericano, que violan los derechos humanos, y han urgido medidas inmediatas para levantarlos en las circunstancias actuales para prevenir el colapso del sistema de salud de los países.

Pese a las reiteradas llamadas, incluso desde EE.UU., para levantar las sanciones que afectan a unos 80 millones de iraníes por el temible virus, Washington se niega a eliminar sus medidas coercitivas.

ftn/ctl/nsr/msf