• El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en una rueda de prensa en Teherán (capital), 28 de mayo de 2019. (Foto: Mehr)
Publicada: martes, 12 de noviembre de 2019 14:32
Actualizada: martes, 12 de noviembre de 2019 16:07

Irán censura las interferencias del Gobierno de Estados Unidos en los asuntos internos de Bolivia y sus planes golpistas contra el ya expresidente Evo Morales.

“Cualquier cambio de gobierno de manera forzosa y fuera del marco legal, sobre todo con la interferencia extranjera, es condenable e inaceptable”, ha declarado este martes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi.

Al respecto, el vocero de la Cancillería persa ha insistido en la necesidad de que cualquier cambio del sistema político del país que sea se produzca conforme a las demandas del pueblo, materializadas a través del voto y en el marco de la ley.

Morales renunció el domingo a su cargo tras un golpe de Estado dirigido por la oposición, que en ningún momento reconoció su reelección en los comicios del pasado 20 de octubre. Una avalancha de dimisiones ha secundado la medida del exmandatario latinoamericano; algunas se produjeron debido a amenazas y agresiones de los grupos opositores.

LEER MÁS: Vídeo: 4 claves que explican la renuncia de Morales en Bolivia

LEER MÁS: Chomsky: EEUU apoya golpe de Estado o asesinato de Evo Morales

Cualquier cambio de gobierno de manera forzosa y fuera del marco legal, sobre todo con la interferencia extranjera, es condenable e inaceptable”, dice el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Seyed Abás Musavi.

 

Ante tal situación, Musavi ha expresado su deseo de que el pueblo y los diversos grupos políticos bolivianos utilicen todas sus capacidades políticas y legales para alcanzar una solución pacífica sin recurrir al caos, la violencia y el enfrentamiento.

Desde el inicio del caos en Bolivia, el que fuera presidente boliviano, en un intento por pacificar el país, llamó al diálogo y convocó nuevas elecciones, pero la oposición siguió adelante con su agenda violenta de cara a provocar un golpe de Estado.

LEER MÁS: Morales carga contra líderes ‘racistas’ y ‘golpistas’ de Bolivia

Ante tal situación, Morales, que fue el primer presidente indígena del país sudamericano, dimitió para impedir mayores conflictos y un derramamiento de sangre por parte de los grupos opositores, financiados por EE.UU.

Como consecuencia de todo lo acontecido hasta la fecha, Morales partió el lunes de Bolivia rumbo a México, tras aceptar una propuesta de asilo político del Gobierno del presidente del país norteamericano, Andrés Manuel López Obrador, aunque aseveró que “regresará con más fuerza y energía”.

fmk/anz/rba

Comentarios