• El ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane, en la ceremonia de la firma de un acuerdo con la compañía Petropars, Teherán, 14 de septiembre de 2019. (Foto: Shana)
Publicada: sábado, 14 de septiembre de 2019 23:21
Actualizada: domingo, 15 de septiembre de 2019 0:16

El ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane, enfatiza que las sanciones ilegales de EE.UU. no han conseguido detener las exportaciones del crudo iraní.

Namdar Zangane ha hecho sus comentarios en la ceremonia de la firma de un acuerdo de 440 millones de dólares con la compañía local Petropars para desarrollar el campo de gas Belal en el Golfo Pérsico.

Según el acuerdo, Petropars, una filial de la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC, por sus siglas en inglés), producirá 500 millones de pies cúbicos de gas por día.

El ministro persa ha explicado que, además del campo de gas Belal, la República Islámica tiene planeado poner en funcionamiento este año el campo de gas Farzad B y reanudar el desarrollo de la fase 11 del campo de gas Pars del Sur.

En este contexto, ha destacado que las sanciones estadounidenses no han logrado su objetivo de paralizar las actividades de la industria de petróleo de Irán. Asimismo, ha subrayado que “la gestión del Ministerio de Petróleo refleja muy bien la economía de resistencia”.

LEER MÁS: ‘Irán continuará vendiendo su petróleo pese a presiones de EEUU’

Namdar Zangane ha informado que en el futuro se conocerán más contratos y se presentarán más proyectos relacionados al sector petróleo iraní.

Las sanciones (de EE.UU.) no han logrado detenernos. Estamos vivos, estamos activos y trabajando para la industria petrolera de Irán”, declara el ministro de Petróleo de Irán, Biyan Namdar Zangane.

 

“Las sanciones no han logrado detenernos. Estamos vivos, estamos activos y trabajando para la industria petrolera de Irán”, ha enzalzado Namdar Zangane.

EE.UU., desde que en mayo de 2018 abandonó unilateralmente el acuerdo nuclear suscrito con Irán, ha estado ejerciendo una “presión máxima” contra Teherán para forzarlo a negociar un nuevo pacto más intrusivo; y con ese objetivo en mente ha impuesto a Irán “las sanciones más duras de la historia”, según afirman las autoridades norteamericanas, para “paralizar la economía iraní”.

Washington, de hecho, intenta aislar a Irán y reducir sus exportaciones petroleras a cero, además de presionar a otros países para que corten sus lazos con Teherán, empero, Irán, un país que posee grandes reservas naturales, ha asegurado que venderá su petróleo a quien quiera.

LEER MÁS: ‘Deseo de EEUU de cesar venta del crudo iraní es una ilusión vana’

El ministro iraní de Exteriores, Mohamd Yavad Zarif, aseguró el pasado agosto que la República Islámica venderá su “petróleo a todos y cada uno de sus compradores”.

fdd/ncl/rba

Comentarios