• El primer vicepresidente iraní, Eshaq Yahanguiri, ofrece un discurso en Turkmenistán, 12 de agosto de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 12 de agosto de 2019 8:48

Al rechazar la presencia extranjera en el Golfo Pérsico, el primer vicepresidente iraní dice que la seguridad es la línea roja del país persa.

“La estabilidad y la seguridad de las vías fluviales internacionales, las costas del norte y del sur y el estrecho de Ormuz son las líneas rojas de Irán”, ha dicho este lunes Eshaq Yahanguiri en el primer Foro Económico del Caspio, celebrado en Turkmenistán

Yahanguiri ha subrayado que la presencia de las fuerzas extranjeras en el Golfo Pérsico es la causa de la inestabilidad y la tensión, añadiendo que solo los países regionales son capaces de garantizar la paz en la región.

“La presencia de los poderes extrarregionales, bajo cualquier nombre, es una amenaza seria para la paz”, ha recalcado.

En línea con su política de “máxima presión” contra Irán, y en un intento para reducir a cero las exportaciones iraníes del crudo, EE.UU. anunció en julio pasado su decisión de crear una coalición que vigile las vías fluviales en el estrecho de Ormuz y pidió apoyo a sus aliados para materializar su plan antiraní.

LEER MÁS: CGRI: EEUU fracasará en crear coalición antiraní en Golfo Pérsico

La estabilidad y la seguridad de las vías fluviales internacionales, las costas del norte y del sur y el estrecho de Ormuz son las líneas rojas de Irán”, dice el primer vicepresidente iraní, Eshaq Yahanguiri.

 

En otra parte de sus declaraciones, Yahanguiri condena la salida unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear sellado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —que entonces integraban EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

“Al retirar del PIAC, el Gobierno estadounidense ha demostrado que no respeta los acuerdos internaciones logrados a través de la diplomacia”, ha arremetido.  

Un año después de la salida de Washington del acuerdo nuclear y ante la inacción de los europeos y la falta de medidas para compensar la violación estadounidense del PIAC, Irán decidió reducir progresivamente algunos de sus compromisos para forzar a sus socios europeos a asumir sus obligaciones.

Irán dio dos pasos para reducir sus compromisos nucleares: Primero, suspendió la venta de uranio enriquecido y el excedente de agua pesada —como lo establecía el pacto— y, segundo, aumentó el enriquecimiento de uranio por encima de los niveles acordados en el acuerdo —3,67 %—.

Teherán ha adelantado que dará “con más firmeza” la tercera fase de la reducción de sus compromisos. Según las autoridades iraníes, el enriquecimiento de uranio al 20 por ciento, aumento del número de centrifugadoras y la reinstalación de las avanzadas centrifugadoras de tipo IR-2 y IR-2m son varias opciones del país persa.

LEER MÁS: ‘Irán dará el tercer paso en reducir compromisos con pacto nuclear’

alg/krd/mkh

Comentarios