• El director general para Asuntos de Paz y Seguridad Internacional de la Cancillería iraní, Reza Nayafi, habla durante una rueda de prensa.
Publicada: jueves, 30 de mayo de 2019 14:40
Actualizada: jueves, 30 de mayo de 2019 18:28

Irán rechaza enérgicamente las “infundadas” acusaciones de injerencia lanzadas por el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Ibrahim al-Asaf.

Durante una reunión de miembros de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI) celebrada este jueves en Yida (oeste de Arabia Saudí), Al-Asaf ha acusado a Irán de intervenir en asuntos internos de otros países y de participar en el sabotaje de varios barcos en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En reacción, el director general para Asuntos de Paz y Seguridad Internacional de la Cancillería iraní, Reza Nayafi, —quien también encabeza la delegación del país persa en la cumbre de la OCI— ha rechazado con vehemencia los comentarios provocativos del canciller saudí.

“La República Islámica de Irán (…) como uno de los fundadores de la Organización de Cooperación Islámica, espera que la cumbre de Yida que tiene lugar en este sagrado mes de Ramadán fortalezca la unidad de la Umma (comunidad) Islámica”, ha agregado Nayafi.

La República Islámica de Irán (…) como uno de los fundadores de la Organización de Cooperación Islámica, espera que la cumbre de Yida que tiene lugar en este sagrado mes de Ramadán fortalezca la unidad de la Umma (comunidad) Islámica”, dice el director general para Asuntos de Paz y Seguridad Internacional de la Cancillería iraní, Reza Nayafi, rechazando las “infundadas” acusaciones de injerencia lanzadas por el canciller saudí, Ibrahim al-Asaf.

 

El diplomático persa además ha hecho hincapié en la necesidad de que la cumbre de la OCI centre su atención en el tema principal del mundo islámico, es decir, la causa palestina.

Las acusaciones del canciller saudí se producen un día después de que el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, afirmara —sin aportar prueba alguna— que el sabotaje sufrido el 12 de mayo por cuatro barcos de diferentes nacionalidades en la ciudad portuaria de Al-Fuyaira, en el noreste de los EAU, se hizo con unas “minas navales de Irán”.

Por su parte, Teherán ha atribuido la acusación a “las elucubraciones y los planes destructivos” del llamado “Equipo B”, integrado por el mismo Bolton, el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, su homólogo emiratí, Muhamad bin Zayed, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, cuya “perspectiva antiraní se remonta a hace mucho tiempo”.

fmk/krd/mjs