• El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, habla en una conferencia internacional, Ginebra, 28 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 24 de abril de 2019 4:43
Actualizada: miércoles, 24 de abril de 2019 5:19

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, denunció la inmunidad que le ofrecen EE.UU., Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU) a Riad ante los crímenes que comete.

En alusión a la ejecución, en tan solo un día, de 37 personas de nacionalidad saudí, el ministro iraní de Asuntos Exteriores mencionó que uno de los ejecutados fue “crucificado”, dos días después de las celebraciones del domingo de Pascua, el día más importante dentro de los ritos de la Semana Santa cristiana.

Sin embargo, “siendo miembro del grupo B —Bolton, Bin Salman, Bin Zayed y Bibi— da inmunidad a cualquier crimen”, tuiteó Zarif el martes en referencia al asesor de seguridad nacional de EE.UU., John Bolton; el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, y su homólogo emiratí, Muhamad bin Zayed Al Nahyan, además del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, apodado Bibi.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores denunció asimismo que no se haya escuchado ni “un murmullo” desde la Casa Blanca en reacción a las recientes masivas ejecuciones que se realizaron en varias ciudades saudíes en tan solo un día.

Siendo miembro del grupo B —Bolton, Bin Salman, Bin Zayed y Bibi— da inmunidad a cualquier crimen”, tuiteó el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en referencia al asesor de seguridad nacional de EE.UU., John Bolton; el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman Al Saud, y su homólogo emiratí, Muhamad bin Zayed Al Nahyan, además del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, apodado Bibi.

El silencio de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, lamentó el jefe de la Diplomacia persa, es la continuidad de la inacción de Washington ante el brutal asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi, que tuvo lugar en octubre pasado, en el consulado saudí en Turquía y provocó la condena de la comunidad internacional.

A mediados del presente mes de abril, Amnistía Internacional (AI) advirtió que Riad está utilizando la pena de muerte con la intención de aplastar a las figuras de la oposición y aseguró que la Fiscalía saudí está planeando más ejecuciones para quienes piden la libertad de expresión.

En reiteradas ocasiones, organizaciones y oenegés pro derechos humanos, como el Observatorio de los Derecho Humanos (HRW, por sus siglas en inglés), han denunciado el aumento exponencial de la represión, el arresto y la encarcelación de activistas por el régimen de Riad, a los que, además, someten a torturas brutales, incluidas agresiones sexuales.

Arabia Saudí es uno de los países que lideran los registros de pena de muerte en el mundo, donde la tasa de ejecuciones se ha multiplicado desde que Bin Salman fue nombrado príncipe heredero en 2017, gracias a la inmunidad que goza la Monarquía no solo por el caso de las ejecuciones, sino también por la agresión a Yemen (2015), y el secuestro del primer ministro libanés, Saad Hariri (2017).

ask/ktg/mkh

Comentarios