• Manifestantes contra la decapitación de trabajadores extranjeros en Arabia Saudí organizan una simulación de decapitación.
Publicada: sábado, 13 de abril de 2019 18:15

Amnistía Internacional (AI) advierte que Arabia Saudí está utilizando la pena de muerte con la intención de aplastar a las figuras de la oposición.

El grupo pro derechos humanos aseguró el viernes que la Fiscalía de Arabia Saudí está planeando más ejecuciones para quienes piden la libertad de expresión, y señaló que el prominente clérigo Salman al-Awdah podría estar entre los que serán ejecutados.

La oenegé Prisoners of Conscience (prisioneros de conciencia) —que aboga por los derechos humanos en Arabia Saudí— también anunció en una publicación en su página oficial de Twitter que Al-Awdah, junto con otros dos clérigos, identificados como Awad al-Qarni y Ali al-Omari, han estado en prisión durante 19 meses sin justificación legal.

También señaló que la activista saudí por los derechos de las mujeres Khadijah al-Harbi, que se encuentra en la última etapa de su embarazo, fue arrestada en el reino árabe la semana pasada, ya que el régimen de los Al Saud alegaba que está “empoderando a las mujeres”.

 

En una declaración conjunta leída ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), 36 países instaron en marzo a las autoridades saudíes a dar “pasos significativos para garantizar que todos los miembros de la población, incluidos los defensores de los derechos humanos y los periodistas, puedan ejercer de forma libre y completa sus derechos a la libertad de expresión, opinión y asociación, también a través de Internet, sin temor a represalias”.

Además, de acuerdo con estos 36 países, “los defensores de los derechos humanos y los grupos de la sociedad civil pueden y deben jugar un papel vital en el proceso de reforma que el reino está llevando a cabo”.

En reiteradas ocasiones, organizaciones y oenegés pro derechos humanos, como la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional, han denunciado el aumento exponencial de la represión, el arresto y la encarcelación de activistas por el régimen de Riad, a los que, además, someten a torturas brutales, agresiones sexuales incluidas.

ftn/rba/nii/

Comentarios