• El embajador iraní en Londres, capital británica, Hamid Baidineyad.
Publicada: martes, 16 de abril de 2019 17:01

El embajador iraní en Londres dice que Irán hará todo lo posible para suspender la decisión “ilegal” de Royal Mail de cancelar sus servicios para el país persa.

“El uso de los servicios postales forma parte de los más primarios derechos civiles de la gente, por lo cual no debe ser restringido bajo ningún pretexto”, ha dicho este martes en Twitter el diplomático persa Hamid Baidineyad, en una nueva reacción al anuncio de Royal Mail, empresa de servicio postal del Reino Unido, de suspender sus servicios de entrega de correo a direcciones en Irán.

Hace varios días, Royal Mail citó las sanciones extraterritoriales de EE.UU. contra Irán como su razón para la suspensión, confirmando que los servicios habían quedado suspendidos en las últimas dos semanas y que cualquier paquete que hubiera quedado en el país europeo había sido devuelto a los remitentes originales.

El pasado 12 de abril, Baidineyad dijo que el Gobierno británico se sorprendió al conocer la decisión de Royal Mail tras recibir una protesta formal de la embajada iraní en Londres (la capital británica) y prometió resolver el problema lo antes posible.

El uso de los servicios postales forma parte de los más primarios derechos civiles de la gente, por lo cual no debe ser restringido bajo ningún pretexto”, ha dicho el embajador iraní en Londres, Hamid Baidineyad, en reacción al anuncio de Royal Mail, empresa de servicio postal del Reino Unido, de suspender sus servicios de entrega de correo a direcciones en Irán.

 

El embajador persa ha dicho la jornada de hoy que su misión en Londres anida esperanzas de que pronto se reanuden los servicios, ya que, de lo contario, ha asegurado, recurrirá a “todos los medios posibles para cancelar esta medida ilegal”.

“La embajada ha abordado la posibilidad de denunciar a Royal Mail ante un tribunal local y también ante la Unión Postal Universal (UPU), e intenta hallar vías para entregar correos y paquetes de los compatriotas a Irán en caso de que se prolonguen las restricciones”, ha proseguido Baidineyad.

La suspensión de la entrega de correos a Irán se realizó, supuestamente, con el pretexto de los embargos reimpuestos el año pasado contra Irán después de que Washington abandonara unilateralmente el acuerdo nuclear de 2015 suscrito por Teherán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

Teherán no se ha retirado del pacto a pesar de las medidas de Washington y ha instado al resto de firmantes a trabajar para compensar los impactos negativos de los embargos sobre Irán si quieren que Teherán siga comprometido con el convenio.

ftm/anz/tmv/rba

Comentarios