• Retos y logros de una Revolución: Políticas de occidentalización
Publicada: viernes, 8 de marzo de 2019 13:25

Las protestas contra Mohamadreza Pahlavi se originaron únicamente porque el Shah dependía políticamente del Occidente.

La gente atestiguó sus políticas de occidentalización, unas políticas que no tenían en cuenta ni sus costumbres ni sus creencias religiosas. Por otro lado, el desarrollo independiente de la ciencia y la industria se estaba viendo limitado debido a que se dependía enormemente de las empresas extranjeras.

Quizás las protestas pasaron a tener un impacto más significativo cuando llegaron a las universidades de todo Irán. En ese entonces, las universidades no facilitaban la celebración de actividades sociales, culturales o políticas. Además, tampoco habían logrado ser independientes en muchos sentidos. A menudo, los estudiantes sentían que se estaban distanciando de su formación religiosa.

El Imam Jomeini había dado inicio a una Revolución Cultural. Durante un discurso pronunciado el 21 de abril de 1980 dijo: “Contamos con universidades, sin embargo, para todos aquellos medios que una sociedad emprendedora necesita, dependemos del apoyo del Occidente. Hemos decidido que las universidades deben cambiar de base y convertirse en islámicas, no que solo se enseñen en las universidades estudios islámicos”.

Durante la Revolución Cultural, todos los libros universitarios, especialmente los libros que versaban sobre temas relacionados con las humanidades, fueron revisados. Aquellos profesores que le eran leales al Shah fueron despedidos.

Las universidades permanecieron cerradas un total de 30 meses y finalmente reabrieron sus puertas el 18 de diciembre de 1982. Este día es conocido como Unidad de Hawza y Universidad. La Revolución Cultural constituyó un intento práctico de transformar las universidades iraníes para que estas facilitaran una educación independiente a los estudiantes de todo el país.

oma/rba

Comentarios