• El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.
Publicada: martes, 12 de febrero de 2019 14:35

Un militar iraní de alto rango asegura que la cumbre antiraní copatrocinada por EE.UU. y Polonia no socavará el poder de Irán ni incidirá en su política.

La cita, que tendrá lugar los días 13 y 14 de febrero en Varsovia (la capital polaca), carece de todo valor, ha subrayado este martes el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

Entrevistado por la agencia iraní de noticias IRNA, el alto mando militar persa ha afirmado que Polonia había prometido que la reunión que planea acoger en su capital no incluiría ninguna discusión en contra de Irán.

“Si se dice algo o no en contra de Irán durante la cumbre de Varsovia, ello no afectará a la política ni al poder de la República Islámica”, ha dicho Baqeri, agregando que Teherán esperará a ver si el país europeo cumple o no su palabra.

El pasado 11 de enero, el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, adelantó la celebración del evento, que, según él, se centrará en la estabilidad y la seguridad en Oriente Medio, incluido el “elemento importante de asegurarse de que Irán no sea una influencia desestabilizadora”.

Irán, a su vez, denunció la iniciativa, considerándola “un movimiento hostil de EE.UU. contra la República Islámica”. Prometió, además, dar una respuesta adecuada a cualquier paso hostil en su contra por parte de otros países.

Si se dice algo o no en contra de Irán durante la cumbre de Varsovia, ello no afectará a la política ni al poder de la República Islámica”, ha dicho el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

 

La cumbre, conforme a Teherán, no llegará a buen puerto, igual que otros intentos de Washington de forjar una alianza contra el país persa. El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, dijo el domingo que la cumbre nació muerta sin que EE.UU. haya alcanzado “los objetivos y metas previstos para el evento”.

Muchos países han boicoteado la cita. Rusia es uno de los que se ausentará de la misma y se ha mostrado escéptico sobre la iniciativa estadounidense.

A mediados de enero, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, cuestionó que la conferencia contribuya a resolver los problemas regionales y opinó que su agenda está programada para promover el enfoque estadounidense de contención de Irán.

ftm/anz/ask/rba

Comentarios