• “EEUU no está en una posición de interferir en lazos Irán-Irak”
Publicada: jueves, 17 de enero de 2019 13:57
Actualizada: jueves, 17 de enero de 2019 17:46

Los vínculos de Irán e Irak no son “ficticios”, pues las autoridades iraníes no necesitan viajar a ese país de manera “clandestina”, afirma el canciller persa.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha rechazado hoy jueves en la ciudad iraquí de Nayaf las declaraciones injerencistas del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, sobre las relaciones entre la República Islámica e Irak y ha enfatizado que estos comentarios no influirán en los nexos “históricos” que mantienen los dos países.

“Él no tiene ningún derecho de injerir en los asuntos de Irán e Irak. Estos tenían relaciones bilaterales antes de que se forme el Gobierno de Estados Unidos y lo mantendrán en el futuro”, ha respondido Zarif a Pompeo, quien en su reciente visita no anunciada a Bagdad instó a las autoridades del país árabe a dejar de depender de Irán para las importaciones de gas y electricidad.

Desestimando el viaje en secreto que el presidente norteamericano, Donald Trump, hizo a finales del pasado diciembre a Irak, el canciller del país persa ha aprovechado la ocasión para señalar que “los lazos Teherán-Bagdad no son ficticios y las autoridades iraníes no necesitan viajar a Irán en forma clandestina”.

Él [Mike Pompeo] no tiene ningún derecho de injerir en los asuntos de Irán e Irak. Estos tenían relaciones bilaterales antes de que se forme el Gobierno de Estados Unidos y lo mantendrán en el futuro”, ha enfatizado Mohamad Yavad Zarif, canciller de Irán, tras las declaraciones injerencistas del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, sobre las relaciones Teherán-Bagdad.

 

Zarif ha evaluado “brillante” el panorama de las relaciones políticas y económicas de los dos vecinos y ha informado de una visita oficial que el presidente iraní, Hasan Rohani, hará en un futuro cercano al territorio iraquí.

El jefe de la Diplomacia del país persa, a la cabeza de una delegación de alto nivel, se encuentra desde el domingo en Irak, donde ha abordado con varias autoridades iraquíes los temas de interés mutuo. Zarif ha confirmado hoy que este viaje “exitoso” fue el más largo que ha hecho a un país extranjero.  

Irán es la segunda fuente más grande de bienes importados de Irak. Además de alimentos enlatados y automóviles, Bagdad también compra diariamente 1300 megavatios de electricidad y 28 millones de metros cúbicos de gas natural a Irán.

El nuevo Gobierno de Irak, presidido por Barham Salih, ha defendido en reiteradas ocasiones las relaciones con Irán, pese a las presiones de EE.UU. Además, ha asegurado que Bagdad “no participará en el régimen de sanciones” unilaterales que ha reimpuesto Washington a Teherán tras abandonar el acuerdo nuclear internacional —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

msm/ktg/tmv/mjs

Comentarios