• El comandante en jefe del CGRI de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari.
Publicada: martes, 11 de diciembre de 2018 11:03

Un alto general persa denuncia las hostilidades de EE.UU. contra Irán y asegura que las presiones de Washington no llevarán a Teherán a la mesa de negociaciones.

El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari, ha indicado este martes que la idea de que Estados Unidos puede llevar a Irán a la mesa de negociaciones, retirándose del acuerdo nuclear, no es más que una mera “ilusión”.

“No hay nada en la historia que demuestre que Irán se rendirá ante las demandas de EE.UU., incluso ante fuertes presiones económicas”, ha aseverado el general Yafari en un discurso ofrecido en la provincia oriental de Jorasán.

Por tanto, el alto mando castrense persa ha puesto de relieve que las demandas del presidente estadounidense, Donald Trump, nunca se harán realidad. “El poder de EE.UU. está en decadencia”, ha subrayado.

No hay nada en la historia que demuestre que Irán se rendirá ante las demandas de EE.UU., incluso ante las fuertes presiones económicas”,  declara el comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Mohamad Ali Yafari.

 

El pasado 5 de noviembre, Washington reimpuso a Teherán un segundo paquete de sanciones que habían sido levantadas en virtud del pacto nuclear sellado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 —entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania— con el objetivo de aislar los sectores crediticios y de trasportes persas, y reducir a cero sus exportaciones petroleras.

Además, el inquilino de la Casa blanca ha tratado de presionar a la República Islámica para introducir nuevos términos en el acuerdo, una posición que no solo es rechazada por Teherán, sino que por el resto de los firmantes del mismo.

Por su parte, el presidente de Irán, Hasan Rohani, recalcó el pasado miércoles que dialogará con Estados Unidos llegado el momento, si Washington acepta primero las posiciones legítimas de Teherán y dejó en claro que la República Islámica nunca negociará sus capacidades de defensa.

Las autoridades persas ya habían asegurado que no negociarán con un país irresponsable como EE.UU., que no solo ha infringido la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), sino que también amenaza con castigar a los que acatan el pacto nuclear y la resolución que lo ratifica.

fmk/ktg/nlr/mkh

Comentarios