• El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif.
Publicada: domingo, 2 de diciembre de 2018 22:59
Actualizada: lunes, 3 de diciembre de 2018 2:28

El canciller de Irán considera una “hipocresía” que EE.UU. acuse falsamente a Irán de violar una resolución del CSNU que fue violada previamente por Washington.

“Mientras el propio EE.UU. ha violado la resolución 2231 –e incluso amenaza con castigar a los que no quieren violarla acatando las sanciones ilegales de Estados Unidos– ahora acusa falsamente a Irán de violar esa misma resolución”, ha apuntado este domingo Mohamad Yavad Zarif en su cuenta de Twitter.

Así, el jefe de la Diplomacia del país persa ha reaccionado a las recientes declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien acusó el sábado a Irán de “violar la resolución 2231” del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) por haber probado un misil balístico de alcance medio, con capacidad de golpear partes de Europa y cualquier punto de Oriente Medio.

Calificando de un acto de “hipocresía” la medida de Washington, el ministro de Exteriores iraní ha señalado que “el surrealismo es actualmente el modus operandi de EE.UU. en sus asuntos exteriores”.

Mientras el propio EE.UU. ha violado la resolución 2231 –e incluso amenaza con castigar a los que no quieren violarla acatando las sanciones ilegales de Estados Unidos– ahora acusa falsamente a Irán de violar esa misma resolución”, ha apuntado el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en alusión a los recientes dichos de su par estadounidense, Mike Pompeo.

 

Pompeo lanza declaraciones antiraníes, mientras EE.UU. –en una clara violación de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad– se retiró el pasado mayo del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 entre Irán el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y luego restableció en dos fases todas las sanciones levantadas en virtud de este pacto multilateral.

Este mismo domingo, el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Bahram Qasemi, también ha repudiado las acusaciones de Pompeo, insistiendo en que el programa de misiles de la República Islámica tiene carácter defensivo y no ha sido prohibido por ninguna resolución del CSNU.

Irán ha reiterado en varias ocasiones que el desarrollo de su capacidad militar es su línea roja y se fundamenta en una doctrina defensiva y no representa amenaza alguna para terceros países, en particular para sus vecinos. 

fdd/ncl/ftm/alg

Comentarios