• El embajador persa en el Reino Unido, Hamid Baidineyad, durante una entrevista con el canal estadounidense CNN, 13 de noviembre de 2018.
Publicada: miércoles, 14 de noviembre de 2018 10:11

EE.UU. no ha podido alcanzar un “consenso” global sobre la imposición de sanciones contra Irán, declara el embajador del país persa en el Reino Unido.

En una entrevista exclusiva con la cadena estadounidense CNN, Hamid Baidineyad dijo el martes que la decisión de Washington de eximir a ocho países de las sanciones a la compra del petróleo iraní muestra el fracaso de EE.UU. en sus intentos para “alcanzar un consenso entre los países” en la aplicación de los embargos antiraníes.

EE.UU. activó el pasado 5 de noviembre una segunda ronda de sanciones contra Irán, entre ellas al sector del petróleo. Pero, al no lograr convencer a los socios de Teherán para que dejen de importar crudo iraní, la Casa Blanca concedió una exención temporal a ocho países para que puedan seguir comprando el hidrocarburo al país persa.

En este mismo contexto, Baidineyad destacó que Washington también fracasó en sus esfuerzos para reducir la venta de petróleo iraní a cero. 

En otra parte de su entrevista, el diplomático iraní lamentó las declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, quien indicó el jueves en una entrevista con la cadena británica BBC Persian, que si Irán quiere alimentar a su pueblo debe cumplir los dictados de EE.UU. “Este tipo de lenguaje no se puede entender” de ningún modo, remarcó.

La diferencia entre esta ronda de sanciones (a Irán) y el anterior es que otros países no están dispuestos a cumplir con la solicitud de Estados Unidos, por lo que tenemos suficiente influencia para seguir nuestras exportaciones (de petróleo)”, declara el embajador de Irán en Londres (capital británica), Hamid Baidineyad, a CNN.

 

En cuanto a las sanciones contra la República Islámica, el embajador persa destacó que los estadounidenses están librando una guerra psicológica para asustar al pueblo y sabotear la economía del país persa. “Pero gradualmente hemos encontrado vías que garantizan la continuación de nuestra exportación de petróleo”, apuntó.

Según Baidineyad, Teherán baraja varias alternativas para vender su crudo, aprovechando, en particular, de las experiencias del pasado. “La diferencia entre esta ronda de sanciones y las anteriores es que otros países no están dispuestos a cumplir con la solicitud de Estados Unidos, por lo que tenemos suficiente influencia para seguir nuestras exportaciones”, explicó. 

El embajador persa en Londres (capital británica) criticó la “política contradictoria” de la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, hacia Irán que, por un lado, dice que está dispuesto a dialogar con Teherán y, por otro, pone condiciones para conversar. “Esto muestra la política inconsistente de EE.UU.”, añadió.

La segunda tanda de sanciones fue impuesta después de que EE.UU. aplicó en agosto la primera ronda de medidas antiraníes, tras su retirada del acuerdo sobre el programa de energía nuclear iraní, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Desde entonces, Trump ha tratado en vano de convencer a los demás signatarios del citado acuerdo para que suscriban su política de hostilidad hacia Teherán, pero los otros firmantes han mantenido su apoyo al pacto multilateral.

fdd/ncl/mkh

Comentarios