• Una instalación petrolera en la isla iraní de Jark, en el Golfo Pérsico, 12 de marzo de 2017. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 14 de septiembre de 2018 22:20
Actualizada: sábado, 15 de septiembre de 2018 0:50

El plan de Estados Unidos para reducir a cero la venta del crudo iraní está destinado a fracasar, asegura el representante de Irán en la OPEP.

“El plan estadounidense para reducir a cero las exportaciones del crudo iraní fracasará. Pues el mercado ya está sometido a gran presión, y los productores rivales no son capaces de compensar el déficit”, ha señalado este viernes el representante de Irán ante la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Hosein Kazempur Ardebili.

En declaraciones ofrecidas en una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters, el titular persa ha recalcado que la “escasez de suministro” por parte de otros Estados miembros de la OPEP hará fracasar el complot estadounidense contra Teherán. “No existe una capacidad excedente en ningún lado”, ha enfatizado.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, tras sacar a su país del pacto nuclear de 2015 entre Irán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania), instó a otros miembros de la OPEP —especialmente a Arabia Saudí— a que aumenten su producción de crudo con tal de detener por completo las exportaciones iraníes. Amenazó, además, con establecer sanciones a cualquier entidad o persona que haga negocios con el país persa.

La Administración estadounidense pretende reducir a cero la venta del crudo iraní a partir del día 4 del próximo noviembre cuando Washington tiene previsto reimponer las sanciones relacionadas a temas nucleares que fueron suspendidas bajo el pacto nuclear.

El plan estadounidense para reducir a cero las exportaciones del crudo iraní fracasará. Pues el mercado ya está sometido a gran presión, y los productores rivales no son capaces de compensar el déficit”, ha señalado el representante de Irán en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Hosein Kazempur Ardebili.

 

Las amenazas de Washington contra el sector petrolero de Irán, así como el corte en el suministro de Venezuela, otro país miembro de la OPEP, han hecho que se disparen los precios del crudo, de modo que durante esta semana el precio del barril de petróleo ha llegado a los 80 dólares, el más alto desde mayo pasado.

Anteriormente, la Unión Europa (UE), La India y China habían expresado su disposición para seguir comprando el crudo de Irán, pese a las amenazas de sanciones de Estados Unidos.

El viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Ryabkov, calificó el miércoles pasado de “imposible” el plan estadounidense para detener la venta del crudo iraní, mientras destacaba que Washington se ha quedado aislado en este tema.

En cualquier caso, la República Islámica de Irán ya ha asegurado que hará frente a la guerra económica de EE.UU. en su contra. El pasado julio, el presidente iraní, Hasan Rohani, restó importancia a las amenazas de Washington. “Nunca podrá recortar los ingresos de Irán en lo que a las exportaciones de petróleo se refiere”, indicó.

mnz/ctl/mkh/rba

Comentarios