• Líder iraní descarta una guerra y rechaza diálogos con EEUU
Publicada: lunes, 13 de agosto de 2018 9:04
Actualizada: lunes, 13 de agosto de 2018 17:50

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, descarta cualquier posible guerra con EE.UU. y rechaza diálogos con Washington.

En declaraciones en una reunión con los ciudadanos iraníes en Teherán (capital), el Líder iraní ha prohibido este lunes cualquier negociación con Estados Unidos ya que este da marcha atrás a las promesas hechas durante los diálogos después de obtener lo que quiere.

“No habrá una guerra y no negociaremos”, ha asegurado el ayatolá Jamenei al criticar las contradicciones entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su Administración cuando uno habla sobre un diálogo sin precondiciones y otro con precondiciones.

De hecho, el Líder iraní ha precisado que la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear, suscrito en 2015 entre Teherán y el entonces Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)—, es una prueba clara que no se puede confiar en Washington.

“No negociaremos con los estadounidenses debido al razonamiento preciso, la experiencia del pasado y las numerosas desventajas de negociar con un régimen deshonesto”, ha explicado.

No habrá una guerra y no negociaremos (...) No negociaremos con los estadounidenses debido al razonamiento preciso, la experiencia del pasado y las numerosas desventajas de negociar con un régimen deshonesto”, subraya el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

Conforme al Líder, no habrá guerra con Washington porque Irán nunca será el primero en iniciar una guerra y los estadounidenses no comenzarán el ataque ya que saben que en este caso recibirán un golpe más duro de parte del pueblo persa.

Del mismo modo, ha censurado la reimposición por parte de EE.UU. de las sanciones contra la República Islámica, anteriormente levantadas en virtud del pacto nuclear, y ha enfatizado que Teherán puede resistir los embargos con un mejor desempeño de los funcionarios.

En esta línea, ha señalado que los problemas económicos de Irán, más que estar relacionados con las presiones de EE.UU. y sus sanciones, se deben a la manera de la “formulación de las políticas ejecutivas” en el país. Por ello, ha instado tanto a los Poderes Legislativo y Judicial de Irán, así como a los diferentes colectivos sociales a “sentir el deber” y atribuirse la facultad de “cerrar paso a los caminos de la corrupción”. 

“Los expertos en economía y muchos funcionarios coinciden en que el problema no es externo, sino interno. No es que las sanciones no tengan ningún efecto, pero la mayoría de los efectos están relacionados con los desempeños. Si los desempeños son más eficientes, oportunos y fuertes, las sanciones no tendrán mucho efecto y se podrá resistir”, agrega.

Asimismo, el Líder de la Revolución Islámica ha criticado la política estadounidense de separación de las familias migrantes como un crimen sin precedentes, así como su apoyo a Arabia Saudí, que lleva a cabo crímenes de lesa humanidad contra el pueblo yemení.

Por otro lado, ha condenado el ataque perpetrado el jueves por los aviones de combate de Arabia Saudí contra un autobús de estudiantes yemeníes en Saada (noroeste), una masacre que dejó al menos 39 muertos y 57 heridos, así como los bombardeos de Riad contra un hospital en el puerto yemení de Al-Hudayda (oeste), perpetrado a principios del mes en curso.

ftn/lvs/alg/rba

Comentarios