• El portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, durante una rueda de prensa en Teherán, capital persa.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 17:19

La Cancillería iraní condena la aprobación de un proyecto de ley en la Cámara de los Comunes de Canadá que planea restringir las relaciones entre ambos países.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Baharm Qasemi, ha advertido este miércoles de las muy destructivas consecuencias para las relaciones diplomáticas entre ambas naciones que podría conllevar la aprobación del proyecto.

“Condenamos algunas denuncias y acusaciones contra las instituciones militares de nuestro país”, ha agregado Qasemi en rechazo a incriminaciones sin fundamento recogidas en el documento, que sostienen que instituciones castrenses iraníes respaldan a grupos terroristas en Oriente Medio.

Con esta iniciativa, ha detallado el portavoz iraní, los diputados canadienses han demostrado que carecen de información precisa y suficiente sobre las posiciones claras y lógicas de la República Islámica de Irán para hacer frente al fenómeno del terrorismo en el oeste de Asia.

Condenamos algunas denuncias y acusaciones contra las instituciones militares de nuestro país”, ha declarado el portavoz de la Cancillería iraní, Bahram Qasemi, en rechazo a acusaciones sin fundamento recogidas en un proyecto de ley pendiente de aprobarse en la Cámara de los Comunes de Canadá.

Miembros de la Cámara de los Comunes de Canadá, en Ottawa, 23 de octubre de 2014.

 

Tras señalar que el pueblo iraní ha sido en las últimas décadas víctima de terrorismo apoyado por países extranjeros, el funcionario persa ha destacado asimismo que Irán ha sido uno de los países pioneros en la lucha contra el extremismo radical.

Por tanto, ha proclamado Qasemi, la opinión pública mundial nunca aceptará acusaciones perversas y falsas de un presunto apoyo iraní al terrorismo.

El diplomático, no obstante, ha expresado su esperanza de que el Gobierno canadiense, cuyo primer ministro es Justin Trudeau, dé muestras de un pleno conocimiento de la política de Teherán respecto al terrorismo regional y mundial, e impida la adopción final del proyecto de ley.

Qasemi ha concluido dejando claro el impacto negativo y perjudicial que tendría la propuesta, de convertirse en ley, en las relaciones entre Teherán y Ottawa.

krd/mla/mjs/hnb

Commentarios