• El presidente de Irán, Hasan Rohani, junto con sus homólogos de Rusia y Azerbaiyán, Vladimir Putin e Ilham Aliev, respectivamente, 1 de noviembre de 2017.
Publicada: miércoles, 8 de noviembre de 2017 2:22

Los intentos de EE.UU. y sus aliados para aislar a Irán no han dado fruto, ya que Teherán incluso ha aumentado su influencia a nivel regional.

Un informe publicado este martes en la cadena estadounidense CNN reconoce que los muchos esfuerzos de Estados Unidos y de sus aliados para aislar y contener a Irán no han dado resultado alguno y Teherán, de hecho, ha conseguido forjar nuevas alianzas y aumentar más su influencia en el Oriente Medio.

En específico, el texto recuerda que las sanciones impulsadas por Washington y sus corifeos contra Irán por su programa nuclear no dieron resultado y no consiguieron aislar al país persa, ya que hizo frente a las presiones con su economía diversificada y expandió aun más su influencia en la región.

“La influencia de Irán ha continuado creciendo y no solo entre los Estado árabes, sino también con Rusia y Turquía, países con los que está desarrollando lazos más cercanos”, se lee en el informe redactado por Ben Wedeman, destacado corresponsal internacional de la CNN.

La influencia de Irán ha continuado creciendo y no solo entre los Estado árabes, sino también con Rusia y Turquía, países con los que está desarrollando lazos más cercanos”, se lee en el informe, redactado por Ben Wedeman, destacado corresponsal internacional de CNN.

 

El autor, además, señala el hecho de que Irán es un poder regional desde hace cientos de años por lo que “tiene más experiencia en el arte del gobernar” que Arabia Saudí y los países árabes del Golfo Pérsico, que, en comparación con Irán, son meros “amateurs” en política y arte de gobernar.

Del mismo modo duda de la eficacia de la reciente maniobra política de Riad y sus aliados en El Líbano —la repentina renuncia del premier libanés, Saad Hariri, debido a las presiones de Arabia Saudí—, cuyo objetivo es limitar el poder del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y la influencia de Irán en dicho país árabe.

“Arabia Saudí, Israel y varias administraciones estadounidenses han tratado en repetidas ocasiones de limitar el poder del principal aliado libanés de Irán, el Hezbolá, pero cada intento ha dado resultados más adversos haciendo a Irán y a Hezbolá más poderosos”, recuerda Wedeman.

hgn/hnb/nii/

Comentarios