• El presidente iraní, Hasan Rohani, junto a su homólogo de Nigeria, Muhammadu Buhari, en la reunión de los presidentes y jefes de Estado de la III Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), en la capital de Irán, Teherán.
Publicada: martes, 15 de diciembre de 2015 19:09

El presidente de Irán, Hasan Rohani, en una conversación telefónica con su homólogo nigeriano, Muhammadu Buhari, ha abordado la matanza de musulmanes chiíes en el país africano.

Rohani se ha interesado este martes por el estado de salud de los musulmanes chiíes que resultaron heridos en el último ataque perpetrado por el Ejército nigeriano y, en especial, por la suerte corrida por el líder chií de Nigeria, el sheij Ibrahim al-Zakzaky, a través de una llamada telefónica a Buhari.

Asimismo, el mandatario iraní ha destacado la importancia de crear un grupo de investigación para hallar la verdad sobre este ataque y ha expresado su esperanza de que el Gobierno de Nigeria se preocupe por las víctimas.

De acuerdo con la página Web oficial de la Presidencia de Irán, Rohani ha insistido en que el mundo musulmán, más que nunca, necesita paz y que los problemas se resuelvan de forma pacífica.

Además ha señalado que hoy en día hay grupos que buscan dividir y suscitar conflictos entre los musulmanes en los países islámicos, y por ello "todos tenemos que mantener los valores del Islam y la unidad de los musulmanes".

El líder detenido del Movimiento Islámico de Nigeria, el sheij Ibrahim al-Zakzaky.

 

Igualmente, ha expresado la disposición de Irán a proporcionar cualquier tipo de asistencia, en particular el envío de equipos médicos para el tratamiento de las víctimas.

Por su parte, Buhari ha agradecido el interés mostrado por su homólogo iraní sobre la situación de los musulmanes en el mundo, y en especial en Nigeria, y ha afirmado que su gobierno se esforzará por mantener la paz y hará todo lo que esté en su mano para esclarecer las circunstancias que rodearon los ataques a chiíes en Nigeria.

El lunes el Ejército nigeriano confirmó la detención de Al-Zakzaky tras un ataque, con consecuencias mortales, contra musulmanes chiíes en la ciudad norteña de Zaria.

Por otra parte, el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, ha condenado esta misma jornada los ataques a chiíes en Nigeria a través de una carta dirigida a su homólogo africano.

El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani.

 

En dicha misiva, Lariyani ha lamentado lo sucedido, además de solicitar que se investiguen de forma urgente los hechos, se castigue a los autores de los mismos y se libere a Al-Zakzaky.

Los iraníes se han manifestado este martes, frente a la embajada de Nigeria en Teherán, capital de Irán, en rechazo por la matanza de chiíes nigerianos, una marcha en la que han participado diferentes sectores de la sociedad.

krd/anz/hnb

Comentarios