• El premier paquistaní Imran Jan (C) se dirige a los legisladores luego de haber sido elegido por la Asamblea Nacional, 17 de agosto de 2018 (Foto:AFP).
Publicada: jueves, 23 de agosto de 2018 22:58
Actualizada: viernes, 24 de agosto de 2018 1:58

El nuevo premier de Paquistán dice que su Gobierno no será “servil” de EE.UU. y que Islamabad será un socio de Washington en tiempos de paz y no de guerra.

“Ha llegado el momento de que Estados Unidos trate a Paquistán como un amigo y no un servil, ya que Washington necesita la ayuda de Islamabad para restaurar la paz en Afganistán”, ha subrayado este jueves Imran Jan en declaraciones a los medios de comunicación locales, en las que ha definido la política exterior de su Gobierno. 

El mandatario paquistaní ha declarado que quiere tener “una relación equilibrada” con Estados Unidos en lugar de “luchar su guerra” a cambio de ayuda.

Ha destacado además el aporte de su país en la lucha contra el terrorismo y recordado que unos 50 000 paquistaníes han perdido la vida en los últimos años por la ola de la violencia armada y el extremismo que azotan Paquistán y su vecino afgano.

Ha llegado el momento de que Estados Unidos trate a Paquistán como un amigo y no un servil, ya que Washington necesita la ayuda de Islamabad para restaurar la paz en Afganistán”, ha subrayado el nuevo premier de Paquistán, Imran Jan.

 

Jan ha denunciado la falta de determinación del país norteamericano para combatir el terrorismo y señalado que Islamabad sufrió pérdidas graves valoradas en 80 mil millones de dólares por participar en la campaña antiterrorista liderada por Estados Unidos, mientras que Washington sufrió solamente 20 mil millones de dólares de esta guerra.

Jan tomó las riendas del poder el pasado 18 de agosto tras vencer los comicios del pasado julio. Él tendrá que disipar las acusaciones de EE.UU. que indican que Paquistán aviva la inseguridad en la región al respaldar a los extremistas, afirmaciones que Islamabad siempre ha negado.

La delicada relación entre EE.UU. y Paquistán se tensó aún más en enero tras el anuncio del Gobierno estadounidense de Donald Trump de que suspende casi toda la ayuda militar al país centroasiático porque considera que no hace lo suficiente contra el terrorismo.

En reacción a la negativa de EE.UU. a ofrecer asistencia financiera a Paquistán, Islamabad suspendió toda cooperación de inteligencia y de defensa con Washington.

ftm/lvs/hgn/rba

Comentarios