• Ismail Haniya (izda.), jefe político del movimiento palestino HAMAS, ofrece un discurso en Rafah en la Franja de Gaza, 23 de noviembre de 2019.
Publicada: viernes, 3 de diciembre de 2021 8:42

Un alto dirigente del movimiento palestino HAMAS manifiesta que Washington ya no es la policía internacional y no puede imponer su voluntad a otras naciones.

Ismail Haniya, jefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), afirmó el jueves que la última retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganistán demostró que “Estados Unidos ya no es la policía mundial y ya no es capaz de imponer su hegemonía y tiranía a otras naciones”.

En declaraciones ofrecidas en un acto en Estambul (Turquía), en la que se refirió a los últimos desarrollos regionales e internacionales, Haniya dijo también que la retirada de las tropas de EE.UU. del territorio afgano será seguida por retiradas similares de otras partes del mundo, como resultado de lo cual los aliados de Washington, especialmente el régimen de Israel, se encontrarán en una posición más débil.

Washington y sus aliados, que pasaron la mayor parte de los últimos 20 años en Afganistán, bajo el pretexto de luchar contra el grupo armado Talibán y de entrenar y equipar a las fuerzas de seguridad afganas, retiraron todos los activos militares de Afganistán el pasado agosto.

El Gobierno estadounidense, presidido por Joe Biden, ha sido blanco de duras críticas por su irresponsabilidad hacia la nación afgana. Incluso las autoridades occidentales admiten que la intervención militar extranjera en ese país fue inútil y un total fiasco.

 

En otro momento de sus declaraciones, Haniya dijo que las naciones árabes y musulmanes tienen tres prioridades, es decir: defender Al-Quds (Jerusalén) y la Mezquita Al-Aqsa, así como apoyar la Resistencia palestina y frustrar los esfuerzos realizados por algunos países árabes por normalizar sus relaciones con el régimen de Tel Aviv.

El alto cargo de HAMAS además enfatizó que la Resistencia es una opción estratégica que siempre ha existido y continuará existiendo, para luego señalar que ha llegado el momento de librar la batalla histórica y luchar contra el enemigo sionista para contrarrestar sus planes de ocupación y judaización.

En este sentido, hizo hincapié en que la cooperación entre las naciones musulmanas contra el régimen ocupante israelí es una verdadera asociación y que los musulmanes nunca han eludido su responsabilidad de defender Al-Quds y Palestina.

Sin embargo, enfatizó que las naciones musulmanas también necesitan urgentemente formar un frente unido contra Israel y elaborar un plan completo para evitar la normalización de las relaciones con el régimen sionista.

nkh/tqi