• Miembros de las Brigadas Ezzedin Al-Qassam, brazo militar de HAMAS, en un desfile militar en Gaza, 7 de junio de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 27 de septiembre de 2021 22:33
Actualizada: martes, 28 de septiembre de 2021 3:29

El movimiento de la Yihad Islámica Palestina alerta que la desaparición del régimen de Israel está muy cerca y que los palestinos cambiarán sus cálculos.

“La desaparición de Israel está muy cerca y la desaparición de los regímenes traidores será antes de su desaparición”, dijo el lunes Ahmad al-Mudallal, un líder de la Yihad Islámica.

De este modo, se refirió a la normalización de algunos países árabes con el régimen de Tel Aviv, considerándola como “una daga envenenada con la que nos golpea [Israel] a través de los regímenes títeres y traidores”, a los que no puede proteger Israel al igual que no puede proteger a sí mismo, sostuvo.

Además, puso énfasis en que la resistencia se ha desarrollado significativamente en la ocupada Cisjordania, lo que en el futuro afectará la presencia del enemigo sionista. De hecho, explicó, las operaciones militares de la Resistencia palestina en Cisjordania confunden a Israel y sus cálculos, por lo que serán obligados a dejar de realizar más agresiones.

Israel teme la Resistencia palestina

Conforme destacó Al-Mudallal, Israel teme la creciente capacidad de la Resistencia palestina en la asediada Franja de Gaza y Cisjordania, así como el apoyo del pueblo palestino a la Resistencia.

Por otro lado, el líder de la Yihad Islámica denunció que “Israel está tratando de crear una nueva realidad en la Mezquita Al-Aqsa” con la intención de realizar las preparaciones para la demolición de santidades; no obstante, agregó, la Resistencia palestina no se quedará de manos cruzados frente a las violaciones del régimen de Tel Aviv en este lugar sagrado.

La Mezquita Al-Aqsa es considerada como el tercer lugar más sagrado de los muslmanes. Israel, que se ve a sí mismo propietario de los territorios palestinos, sueña desde el inicio de su ocupación con destruir este centro de culto a fin de transformarlo en un templo judío.

Por su parte, las autoridades palestinas han advertido que “ataques a los fieles” en Al-Quds, así como cualquier medida que cambie el estado religioso e histórico de la Mezquita Al-Aqsa, en concreto, deteriorará la situación y provocará una escalada de la tensión en la ocupada Palestina.

ftn/hnb