• Fuerzas israelíes arrestan a una manifestante en una protesta contra la demolición en la aldea Jan al-Ahmar, 4 de julio de 2018.
Publicada: martes, 11 de septiembre de 2018 23:57
Actualizada: miércoles, 12 de septiembre de 2018 1:52

Palestina presenta una queja contra Israel en la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya por crímenes de guerra en torno a la aldea beduina de Jan al-Ahmar.

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, ha informado este martes que las autoridades palestinas elevarán una querella ante la CPI contra el régimen de Israel por desplazamiento forzoso, limpieza étnica y destrucción de propiedades civiles en la aldea palestina de Jan al-Ahmar, situada en la zona ocupada de Cisjordania.

“Pedimos a la CPI que acelere la apertura de una investigación en torno a los crímenes israelíes”, ha indicado Erekat, además de manifestar la determinación de los palestinos para llevar el caso “al Consejo de Seguridad, la Asamblea General, el Consejo de Derechos Humanos (todos estos, dependientes de la Organización de Naciones Unidas)”.

El lunes, Erekat denunció que la decisión de EE.UU. de cerrar la misión diplomática de la OLP en Washington tiene como objetivo encubrir y proteger los crímenes israelíes en contra de los palestinos.

Además, Washington ha amenazado este martes con sancionar al citado tribunal internacional si decide investigar los crímenes perpetrados por Israel y su aliado estadounidense.

Pedimos a la CPI que acelere la apertura de una investigación en torno a los crímenes israelíes”, ha indicado el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, sobre la denuncia de las acciones de Israel contra la aldea beduina de Jan al-Ahmar.

El tribunal del régimen israelí, sin escuchar las advertencias internacionales, autorizó el pasado miércoles la demolición de la mencionada aldea beduina palestina, con el fin de edificar decenas de nuevas viviendas ilegales para colonos judíos cerca de esa localidad.

Varios países europeos, entre ellos, Francia, Alemania, España, Italia y Reino Unido, han avisado a Israel sobre “las consecuencias que tendrían la demolición y el desplazamiento sobre los residentes de esta localidad, especialmente, con los niños”.

Las Naciones Unidas, la Unión Europea (UE) y varias organizaciones internacionales pro derechos humanos han rechazado enérgicamente la demolición de Jan al-Ahmar y sostienen que la medida israelí, además de extender las colonias ilegales israelíes, cortará Cisjordania en dos, lo que complicará aún más la creación de un Estado palestino independiente.

myd/ncl/lvs/hnb

Comentarios