• El jefe de la misión de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington, Husam Zomlot, habla con la prensa.
Publicada: lunes, 10 de septiembre de 2018 17:48
Actualizada: martes, 11 de septiembre de 2018 19:43

Palestina ha condenado la decisión de Estados Unidos de cerrar su misión diplomática en Washington, calificándola de una acción de “guerra”.

“Esto se trata de una guerra no solo contra los palestinos, sino contra todos los valores, los sistemas y el sentido común (…) Condenamos este gesto de la manera más firme posible”, ha indicado este lunes el jefe de la misión de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en Washington, Husam Zomlot.

La nueva decisión estadounidense se produce días después del anuncio del corte de todos los fondos de Washington a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés), así como a los centros médicos, ubicados en la parte oriental de la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén).

El diplomático palestino, no obstante, ha resaltado que estas medidas tienen como objetivo “intimidar” a los funcionarios palestinos ante su decisión de acudir a la Corte Penal Internacional (CPI) para denunciar las violaciones de derechos por parte de Israel.

“Si esta decisión significa algo, es que usaremos toda nuestra fuerza con todos nuestros amigos para animar y presionar a la corte a que tome su responsabilidad y acelere el proceso de llevar a Israel a la corte y empezar el proceso legal”, ha agregado.

Esto se trata de una guerra no solo contra los palestinos, sino contra todos los valores, los sistemas y el sentido común”, ha indicado el representante palestino en Washington Husam Zomlot, respecto a la decisión de EE.UU. de cerrar la oficina diplomática palestina en el país norteamericano.   

Conforme a Zolmot, que se encuentra en la ciudad cisjordana de Ramalá desde que fue llamado a consultas en mayo pasado, tales medidas muestran la capacidad del Gobierno norteamericano para “gobernar, litigar y mediar con asuntos internacionales”.

Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Estados Unidos ha tomado una postura más hostil hacia los palestinos mientras que ha aumentado de manera significativa su apoyo a Israel adoptando controversiales medidas que dañan los intereses de los palestinos.

La más notoria de estas medidas fue el traslado de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds y el reconocimiento de esta última como la capital israelí, decisión que levantó fuertes críticas y protestas tanto por parte de los palestinos como de la comunidad internacional.

myd/rha/mtk/rba

Comentarios