• Represión israelí en lindes de Gaza deja 10 muertos y 1000 heridos
Publicada: viernes, 6 de abril de 2018 13:46
Actualizada: sábado, 7 de abril de 2018 0:06

En la segunda semana consecutiva de protestas palestinas en las lindes de Gaza, las fuerzas de guerra israelíes han desplegado tanques y francotiradores y han utilizado gases lacrimógenos y balas reales, pese a los requerimientos internacionales de minimizar los enfrentamientos.

Los uniformados del régimen de Tel Aviv han abierto fuego hoy viernes contra casi 50 mil palestinos que han salido de sus casas en la asediada Franja de Gaza para exigir su derecho a retornar a los pueblos y ciudades que ocupa Israel.

La agresión se ha saldado por el momento con la muerte de diez palestinos y más de 1000 heridos, entre ellos un líder del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), según ha confirmado el Ministerio de Salud de Palestina.

Para protegerse, los manifestantes han recurrido a la quema de neumáticos a fin de obstaculizar la visión de los soldados israelíes, quienes los están atacando con fuego real, según el diario israelí Times of Israel.

Las armas de fuego solo deben usarse como último recurso y el recurso injustificado a su uso puede equivaler a homicidios deliberados de civiles y ser una violación de la Cuarta Convención de Ginebra”, según recoge la agencia británica de noticias Reuters, citado de la portavoz de la Oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), Elizabeth Throssell.

Palestinos protestan en la Franja de Gaza, 6 de abril de 2018.

 

Israel recurre así a una represión brutal pese a que diferentes organismos internacionales han instado al régimen a garantizar que sus soldados y policías no hagan un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes palestinos.

“Las armas de fuego solo deben usarse como último recurso y el recurso injustificado a su uso puede equivaler a homicidios deliberados de civiles y ser una violación de la Cuarta Convención de Ginebra”, ha dicho la portavoz de la Oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), Elizabeth Throssell, citada por la agencia británica de noticias Reuters.

En las últimas semanas, ha estallado una nueva ola de protestas en la asediada Franja de Gaza y los territorios ocupados palestinos, en la que han muerto decenas de palestinos y miles han resultado heridos.

Los crímenes israelíes y el uso de munición real para dispersar a las multitudes han suscitado críticas y condenas en todo el mundo, incluidas las de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE).

Este viernes, pocos días después de que el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, pidiera investigaciones independientes sobre la masacre de la semana pasada en Gaza, un grupo de expertos en derechos humanos de la ONU han reclamado lo mismo a través de una declaración emitida por el ACNUDH.

bhr/mla/tmv/hnb

Commentarios