• Vista general de la ciudad Al-Quds (Jerusalén).
Publicada: sábado, 2 de diciembre de 2017 18:58
Actualizada: sábado, 2 de diciembre de 2017 19:29

El Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) amenaza con una ‘Intifada’ ‎en Al-Quds (Jerusalén) si EE.UU. reconoce esta ciudad como capital israelí.‎

“Viendo lo que circula en los medios de comunicación sobre la intención del presidente [de EE.UU. Donald] Trump de declarar la ciudad de Al-Quds capital eterna y unida del ocupante régimen de Israel, advertimos de las consecuencias de tal decisión”, dice un comunicado de HAMAS publicado este sábado.

Se trata de una respuesta a los rumores sobre los planes estadounidenses de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds y reconocer esta ciudad como capital israelí, lo que podría suceder la próxima semana. La nota agrega que esto es un asalto estadounidense a la ciudad y “le daría legitimidad a [Israel] sobre la ciudad”.

La declaración agrega que tal decisión constituye una violación flagrante del derecho internacional con respecto a Al-Quds como territorio ocupado y prepara el terreno para que el régimen israelí avance en sus planes de judaización y expulse a la población palestina de su propio territorio.

Viendo lo que circula en los medios de comunicación sobre la intención del presidente [de EE.UU. Donald] Trump de declarar la ciudad de Al-Quds capital eterna y unida del ocupante régimen de Israel, advertimos de las consecuencias de tal decisión”, señala un comunicado de HAMAS.

 

Asimismo, HAMAS ha instado a la nación palestina a hacer frente a cualquier “decisión brutal” de este tipo, pero al mismo tiempo ha dejado claro que sea cual sea la decisión ulterior “no cambiará el hecho de que Al-Quds es de identidad árabe e islámica y es parte de la tierra palestina”.

Para acabar, el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina ha urgido a todos los países árabes y musulmanes, así como a las naciones que aman la libertad, a que se esfuercen para revertir la decisión de Washington.

Aunque Trump prometió al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, reconocer Al-Quds como capital israelí, no se ha tomado ninguna decisión hasta el momento, ya que la Casa Blanca se ve a sí misma ante un arriesgado qué hacer. Por un lado, intenta favorecer a su “amigo histórico” en sus planes expansionistas y, por el otro, duda en la aplicación del plan bajo presiones de otros aliados de peso, como Jordania y Egipto.

zss/rba/nii

Comentarios