• El premier israelí, Benyamin Netanyahu (izda.) y el presidente ruso, Vladimir Putin, en el palacio presidencial del Kremlin, Moscú, 9 de mayo de 2018.
Publicada: miércoles, 11 de julio de 2018 14:48
Actualizada: miércoles, 11 de julio de 2018 23:30

La prensa israelí señala la posibilidad de que Benjamín Netanyahu ofrezca a Putin influir para anular las sanciones de EE.UU., si Rusia “saca a Irán de Siria”.

Haaretz ha señalado hoy miércoles esa posibilidad, de cara a la reunión que mantendrán esta tarde en Rusia el primer ministro del régimen de Tel Aviv y el presidente ruso, Vladimir Putin.

El diario critica de hecho esa posible oferta señalando que la “fe” del régimen de Israel en la supuesta “capacidad” de Moscú de cumplir ese deseo puede no tener base alguna, para lo que recuerda que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, ya ha dejado claro que tal petición es “completamente irreal”.

Para documentar la posibilidad de la oferta de Netanyahu, el rotativo cita a la revista estadounidense The New Yorker, que el lunes publicó que Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) e Israel han pedido al presidente de EE.UU., Donald Trump, que ofrezca anular los embargos impuestos a Rusia por la crisis de Ucrania a cambio de alcanzar un consenso sobre Siria.

“Israel sí cree posible alcanzar un acuerdo estadounidense-ruso en Siria para expulsar a Irán (…) Esto podría ser el inicio de una mejora en las relaciones ruso-estadounidenses”, habría declarado de forma anónima un alto cargo israelí según Adam Entous, reportero especializado en cuestiones de seguridad nacional del diario estadounidense The Wall Street Journal.

Israel sí cree posible alcanzar un acuerdo estadounidense-ruso en Siria para expulsar a Irán (…) Esto podría ser el inicio de una mejora en las relaciones ruso-estadounidenses”, ha indicado de forma anónima un alto cargo israelí, según Adam Entous, reportero especializado en cuestiones de seguridad nacional del diario estadounidense The Wall Street Journal.


La nueva táctica contra Irán de Netanyahu es un eslabón más de una cadena de intentos por convencer al Kremlin para que ponga fin a lo que el régimen de Tel Aviv llama “la expansión de Irán” en el oeste de Asia. Estos esfuerzos, sin embargo, no han resultado fructíferos por el momento.

Israel no tolera la presencia de Irán en Siria, que tiene lugar a petición de Damasco y se limita a labores de asesoramiento militar al Ejército sirio en su lucha antiterrorista. Conforme a diversos informes, el régimen israelí suministra apoyo logístico y tratamiento médico a los extremistas heridos en Siria, a fin de prolongar el conflicto.

El régimen de ocupación está además muy inquieto por las operaciones del Ejército sirio en el suroeste del país, igual que lo está Washington. Israel teme que, si las tropas sirias recuperan su territorio sureño, puedan avanzar hasta la parte ocupada de los altos del Golán, meseta siria que ocupan ilegalmente los israelíes desde 1967.

ask/mla/tmv/mkh

Comentarios