• Panayotis Lafazanis, diputado del Parlamento griego y líder de Unidad Popular, recién creada escisión de la Coalición de Izquierda Radical (Syriza, en su acrónimo griego).
Publicada: viernes, 21 de agosto de 2015 15:35
Actualizada: viernes, 21 de agosto de 2015 16:49

El ala izquierda de Syriza ha anunciado su salida de la coalición para crear un nuevo partido que tratará de cancelar el acuerdo de refinanciación de la deuda griega firmado por Tsipras.

“El ‘no’ del referéndum no quedará huérfano”, ha proclamado hoy viernes ante la prensa el líder del nuevo partido, Panayotis Lafazanis, destituido en julio por Tsipras de la cartera de Reconstrucción Productiva, Energía y Medio Ambiente. “Si es necesario para cancelar el memorándum de entendimiento, seguiremos el camino de la salida del euro”, ha prometido.

El ‘no’ del referéndum no quedará huérfano. Si es necesario para cancelar el memorándum de entendimiento, seguiremos el camino de la salida del euro, ha declarado este viernes el diputado griego Panayotis Lafazanis, líder del partido recién creado Unidad Popular.

Son 25 los diputados de Syriza que el miércoles votaron contra el tercer plan de “rescate” y que se unen ahora al nuevo partido, nombrado “Unidad Popular” (UP).

Su número hace de UP la tercera fuerza del Parlamento, tras los 149 diputados que mantiene Syriza (acrónimo griego de Coalición de la Izquierda Radical), los 76 del conservador Nueva Democracia (ND) y los 17 que tienen tanto Amanecer Dorado como El Río (To Potami, en griego).

El primer ministro griego Alexis Tsipras presenta su dimisión al presidente, Prokopis Pavlópulos, 20 de agosto de 2015.

 

“Nos convertiremos en una fuerza política grande y decisiva”, ha asegurado Lafazanis, para lo cual el partido “intentará expresar el espíritu y la sustancia del 62 por ciento que votó ‘no’ a la austeridad” en el referéndum del pasado 5 de julio.

En este sentido, Unidad Popular ofrecerá “una alternativa realista” al acuerdo firmado entre el Gobierno del dimisionario Tsipras y los acreedores de Grecia, y se esforzará por anularlo y por acabar con la deuda griega que ha sumido al país en la crisis desde 2008.

Nos convertiremos en una fuerza política grande y decisiva, augura Lafazanis.

Además, Lafazanis ha confirmado la disposición de Unidad Popular para formar gobierno en caso de recibir el encargo por parte del presidente heleno, Prokopis Pavlópulos, para lo cual mantendrían consultas con todos los partidos representados, a excepción del ultranacionalista Amanecer Dorado.

Ciudadanos griegos leen las portadas de la prensa en Atenas en la mañana posterior al anuncio de la dimisión del Gobierno griego de Alexis Tsipras, 21 de agosto de 2015.

 

Tsipras anunció ayer jueves la dimisión del Gobierno griego, al perder la mayoría necesaria para resistir una eventual moción de censura, y con la intención de celebrar elecciones anticipadas, para lo cual las encuestas augurarían una nueva mayoría de Syriza.

Sin embargo, la Constitución helena estipula que, en caso de disolución del Gobierno antes de transcurrido un año de su gestión, el presidente debe encomendar la formación de un nuevo Ejecutivo al segundo partido más votado en los últimos comicios, en este caso ND.

El líder de los conservadores, Vanyelos Meimarakis, está encargado desde hoy de intentar formar gobierno, para lo que dispone de tres días, si bien la composición del Parlamento no facilita esa tarea.

Concluido el plazo, Pavlópulos deberá encargar formar gobierno a Unidad Popular, como tercera fuerza del Parlamento griego, que dispondrá a su vez de tres días para encontrar aliados que pudieran permitirle constituir un Ejecutivo.

mla/ktg/kaa