• Funeral de una de las víctimas de las violencias desatadas en Nicaragua, 24 de junio de 2018.
Publicada: lunes, 25 de junio de 2018 18:25

Equipos de CIDH y ONU están en Nicaragua para acompañar el diálogo entre Gobierno y oposición luego de que las partes expresan voluntad para avanzar hacia la paz.

Los integrantes del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) arribaron ayer domingo en Managua (la capital) para supervisar el cumplimiento de las recomendaciones y medidas cautelares emitidas por dicho organismo.

“Meseni ya está en Nicaragua para seguir cumplimiento del Informe de la CIDH y medidas cautelares; acompañará Comisión de Verificación y Seguridad de la Mesa de Diálogo; realizará actividades de construcción de capacidades de la sociedad civil en DDHH”, ha escrito este lunes el secretario ejecutivo del organismo, Paulo Abrāo, en su cuenta de Twitter.

El diálogo nacional de Nicaragua entre el Gobierno de Nicaragua, presidido por Daniel Ortega, y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, integrada por empresarios, sociedad civil, estudiantes y campesinos, ya se ha iniciado y busca superar la crisis sociopolítica que atraviesa esta nación.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua citó a los delegados del Gobierno y de la Alianza opositora para las 10:00, hora local, (16H00 GMT).

Además, el 26 de junio está prevista la llegada de los integrantes de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) a Managua, para supervisar la situación en el país centroamericano. 

Meseni (Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua) ya está en Nicaragua para seguir cumplimiento del Informe de la CIDH y medidas cautelares; acompañará Comisión de Verificación y Seguridad de la Mesa de Diálogo; realizará actividades de construcción de capacidades de la sociedad civil en DDHH”, ha apostillado el secretario del Meseni, Paulo Abrāo, en Twitter.

 

La semana pasada, la CIDH emitió un informe en el que se indicaba que las protestas antigubernamentales en Nicaragua, iniciadas desde abril, han dejado hasta el momento unos 212 muertos y 1337 heridos.

No obstante, el Gobierno nicaragüense condenó dicho informe y lo tachó de “subjetivo, sesgado y prejuiciado”.

Las protestas de los nicaragüenses estallaron el pasado 18 de abril, luego de que Ortega impulsara reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). Ante el rechazo y la presión de la ciudadanía ante dicha iniciativa, el mandatario revocó la medida, empero no cesó la violencia.

El gobernante Frente Sandinista para la Liberación Nacional sostiene que las protestas forman parte de un “golpe suave” que tiene como fin derrocar al presidente.

mpm/ctl/myd/mkh