• AMLO encabeza ‘celebración’ luego de que EEUU renunciara a tarifas
Publicada: domingo, 9 de junio de 2019 13:04
Actualizada: domingo, 9 de junio de 2019 13:49

EE.UU. y México llegaron a un pacto. El presidente mexicano, quien había dirigido un llamado de unidad a su pueblo, cambió el discurso a uno de celebración.

La suspensión de la imposición de aranceles a México, que anunció el presidente de EE.UU., Donald Trump, brindó un alivio al pueblo mexicano que se mantuvo en incertidumbre desde la llegada de dicha amenaza.

A inicios de esta semana, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hizo un llamado a la unidad en defensa de la dignidad de su país a celebrarse en la frontera de Tijuana pero ante el acuerdo pactado entre ambos países, modificó el cita a una celebración.

El presidente de México sorprendió a su llegada a Tijuana, se dirigió hacia la multitud de aproximadamente 10 mil personas, y estrechó mano a mano a los ciudadanos que lo esperaban desde tempranas horas.

Recién llegado de Washington, capital estadounidense, el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, fue el primero en dar unas palabras.

Ebrard calificó como un triunfo el acuerdo pactado con el país vecino que consistió principalmente en que si EE.UU. suspendía la imposición de aranceles a cambio México reforzará su sistema migratorio, enviará seis mil elementos a 11 ciudades de la frontera sur y se dedicaría a desmantelar bandas dedicadas al tráfico de personas.

Además, los migrantes que soliciten asilo en EE.UU. y esperen su cita ante un juez deberán esperar en México, el cual deberá ofrecerles seguridad y oportunidades laborales.

Entre gritos de júbilo, López Obrador aseguró que México es un país que recibe y apoya al necesitado que está en busca de una mejor calidad de vida.

Durante las dos horas y media del evento, se calentaron los ánimos, luego de que el espacio destinado para la ciudadanía se viera limitado. El presidente estuvo acompañado de gobernadores y funcionarios locales, que inclusive recibieron algunos abucheos.

El presidente dio a conocer que de los 250 000 migrantes centroamericanos que cruzaron la frontera el año pasado, la mitad de ellos se trataba de menores no acompañados.

Estephania Báez, Tijuana.

xsh/alg

Comentarios