• Masiva marcha en México por la desaparición de los 43 estudiantes en el estado sureño de Guerrero.
Publicada: sábado, 9 de abril de 2016 14:53
Actualizada: sábado, 9 de abril de 2016 18:09

Los resultados del análisis de los restos del caso Ayotzinapa del instituto mexicano de Innsbruck no coinciden genéticamente con los 43 normalistas desaparecidos.

"No fue posible obtener hasta el momento identificación de perfiles genéticos en la totalidad de las muestras de los restos óseos por las técnicas tradicionales de ADN STR nuclear ni ADN mitocondrial", indicó el viernes la Procuraduría General (PGR) mexicana en un comunicado.

El anuncio de la PGR se produjo después de que el Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck –que colabora en el caso Ayotzinapa– enviara, el pasado martes, un sobre cerrado con los resultados del análisis de un paquete de 53 muestras de la ciudad de Iguala, en el municipio del estado sureño de Guerrero.

No fue posible obtener hasta el momento identificación de perfiles genéticos en la totalidad de las muestras de los restos óseos por las técnicas tradicionales de ADN STR nuclear ni ADN mitocondrial", indica el comunicado de la Procuraduría General (PGR) mexicana.

Según la Fiscalía General mexicana, el sobre fue abierto el mismo viernes en una reunión a la que asistieron los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos, los representantes legales de las víctimas y los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Dichas muestras ­–analizadas una vez por Innsbruck– serán sometidas a la "técnica de secuenciación masiva paralela", indica el texto, donde también se precisa que los resultados subsiguientes se anunciarán una vez concluidas las pruebas.

Los análisis se realizaron días después de que los padres de los jóvenes desaparecidos denunciaran la falta de credibilidad del nuevo peritaje de la Fiscalía mexicana, donde se afirmaba que al menos 17 de los jóvenes normalistas habían sido incinerados. La CIDH manifestó similares dudas y advirtió de que romperá con la Fiscalía mexicana si esta no aclara las ambigüedades del nuevo peritaje.

El 26 de septiembre de 2014, un grupo de policías pagados por el cártel Guerreros Unidos disparó contra decenas de estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, en Iguala, por órdenes del entonces alcalde José Luis Abarca, supuestamente para evitar que sabotearan un acto oficial.

Tras el incidente, los agentes capturaron a 43 jóvenes y los entregaron al cártel, que asegura haberlos matado e incinerado sus cuerpos en un basurero, aunque hasta la fecha solo se han identificado dos de los cadáveres.

Hasta el momento los expertos de Innsbruck solo han identificado dos de los cadáveres: el de Alexander de la Mora y con anterioridad el de Jhosivani Guerrero de la Cruz, aunque deben someterse a otras pruebas.

Esta tragedia ha provocado masivas marchas de protestas en México. Es más, el pasado lunes, los familiares de los normalistas tomaron varias emisoras de radio, desde donde anunciaron la reactivación de su movimiento.

tqi/nii/

Comentarios