• El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi.
Publicada: lunes, 30 de noviembre de 2015 17:22

Irak no necesita soldados estadounidenses para expulsar a los terroristas de su territorio, ha reiterado este lunes el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi.

“Irak tiene suficientes soldados para derrotar a EIIL (Daesh, en árabe) y grupos terroristas similares”, se lee en un comunicado publicado por la oficina del primer ministro iraquí.

Irak tiene suficientes soldados para derrotar a EIIL (Daesh, en árabe) y grupos terroristas similares”, se lee en un comunicado publicado por la oficina del primer ministro iraquí.

De este modo Al-Abadi ha desmentido las alegaciones de algunos medios que aseguraban que durante la reunión del premier iraquí con el senador estadounidense John McCain, las dos partes habían coincidido en aumentar el número de tropas estadounidenses desplegadas en Irak.

El premier de Irak ha reconocido las labores de las Fuerzas Armadas y las fuerzas populares (Al-Hashad Al-Shabi) en la lucha contra Daesh y ha expresado su esperanza de que en los próximos meses el territorio iraquí sea liberado de los terroristas.

No obstante ha recordado que el Gobierno iraquí elogia cualquier apoyo logístico y entrenamiento por parte de otros países que quieran ayudar al pueblo iraquí en su lucha antiterrorista.

Los senadores estadounidenses John McCain (izda.) y Lindsey Graham.

 

El domingo dos senadores estadounidenses, McCain y Lindsey Graham, urgieron al Gobierno estadounidense a desplegar un contingente militar con 10.000 soldados en Siria y aumentar a 10.000 las tropas de EE.UU. en Irak.

No es la primera vez que personajes políticos o de la A  dministración estadounidense piden desplegar más soldados en Irak con el supuesto objetivo de acelerar la lucha antiterrorista en este país árabe.

Sin embargo, las fuerzas iraquíes por sí solas ya han cosechado importantes logros en la lucha contra los takfiríes y es posible que puedan expulsarlos del territorio de Irak sin ayuda extranjera.

Por ejemplo, en el marco de los esfuerzos para liberar Al-Ramadi, el día 26 de noviembre, el Ejército iraquí logró cortar la última línea de suministro de Daesh en esa región, expulsando así a los terroristas de dicha zona.

hgn/rha/nal