• Imágenes del teniente general iraní Qasem Soleimani (izda.) y el subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi de Irak, Abu Mahdi al-Muhandis, asesinados por EE.UU.
Publicada: lunes, 28 de noviembre de 2022 1:47
Actualizada: sábado, 17 de diciembre de 2022 13:02

Ciudadanos iraquíes interponen una demanda contra EE.UU. por el asesinato de los héroes antiterroristas Qasem Soleimani, Abu Mahdi al-Muhandis y sus compañeros.

El hermano del mártir Abu Mahdi al-Muhandis, jefe adjunto de la Organización de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), y otras 77 personas presentaron el domingo una demanda contra varios estadounidenses e iraquíes por su papel en el asesinato de los comandantes de la resistencia.

El expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021); su principal diplomático, el exsecretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo; el exembajador del país norteamericano en Bagdad (capital iraquí), Matthew H. Tueller; el expremier iraquí Mustafa al-Kazemi y el exdirector del Centro Nacional de Operaciones Zia al-Musawi figuran en la querella presentada ante el Tribunal Federal de Apelaciones de Bagdad.

El 3 de enero, el general Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, Al-Muhandis y otros compañeros iraníes e iraquíes murieron en un ataque selectivo, ordenado por Trump.

 

El 20 de julio de 2020, el Consejo Judicial Supremo de Irak informó que Bagdad había coordinado un procedimiento legal con el Poder Judicial iraní para que los dos países presenten una demanda conjunta contra Estados Unidos por el asesinato de los dos prominentes generales y sus compañeros.

Soleimani desempeñó un papel relevante en los duros combates en Irak y Siria contra los grupos terroristas como Daesh, muchos de ellos respaldados por Washington y sus aliados regionales, como es el caso de Israel.

Por ello, el general Soleimani suponía una amenaza para las políticas desestabilizadoras de la Casa Blanca en la región, han señalado varios analistas y observadores, quienes achacan el asesinato del héroe antiterrorista persa a los intentos de EE.UU. por justificar su prolongada presencia en Irak, creando una nueva provocación.

mmo/ctl/hnb