• Soldados estadounidenses en la base militar Taji en la capital de Irak, Bagdad, 9 de septiembre de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 16 de abril de 2021 7:11

El movimiento Hezbolá de Irak califica la continuación de la presencia militar estadounidense en su suelo como “la mayor amenaza actual y futura para el país”.

“Hoy, [EE.UU.] está invadiendo el territorio y el espacio aéreo de Irak ignorando deliberadamente la resolución del Parlamento sobre la retirada de sus tropas. Es como si Irak no fuera un país libre y miembro fundador de las Naciones Unidas”, dijo el portavoz del Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba, Nasr al-Shammari, mediante un comunicado emitido el jueves.

Dirigiéndose a las fuerzas ocupantes, Al-Shammari precisó que identificar y hacer frente a los peligros es el deber del pueblo iraquí, que en sus millones de manifestaciones ha pedido el fin de la ocupación criminal, así como el cese de la intervención del centro del espionaje de Estados Unidos, al que llaman “embajada”, resaltó.

El vocero aseveró que la continua presencia militar de Estados Unidos en Irak es la mayor amenaza actual para el país, mientras enfatizó que “esta ocupación amenaza también el tejido social de Irak porque la embajada de Estados Unidos ha extendido la corrupción y la destrucción y ha tenido un impacto negativo en nuestras economía y política”.

Por lo tanto, ha apostillado en el comunicado, en cuanto salgan las tropas estadounidenses de Irak, será lo mejor para esta nación árabe.

 

Los comentarios del portavoz de Hezbolá se producen después de que el pasado 7 de abril EE.UU. e Irak anunciaron que habían acordado la retirada de “todas” las tropas estadounidenses del país.

Tanto el pueblo como las autoridades de Irak han estado exigiendo desde hace tiempo la salida de las tropas estadounidenses, señalando que Washington no debería tener ninguna base militar en el país árabe.

El 3 de enero de 2020, EE.UU., en un atentado terrorista ordenado por el entonces presidente Donald Trump, asesinó al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis.

A eso se suma el hecho de que ya es de dominio público la implicación de las fuerzas norteamericanas en distintos actos desestabilizadores en el territorio iraquí, incluido el apoyo a los terroristas y ataques a las posiciones de las fuerzas populares que luchan contra el terrorismo.

El Parlamento iraquí aprobó, en este sentido, en enero de 2020, una resolución para expulsar a las tropas estadounidenses del país árabe.

mrp/ctl/fmk